El Congreso respaldará el decreto anti-Uber (pero hay truco). EFE.

El Congreso respalda el 'decretazo' anti-Uber

stop

El decreto anti-Uber se convalida tras lograr la mayoría simple en el Congreso, con 177 votos a favor

Barcelona, 25 de octubre de 2018 (13:11 CET)

El Congreso de los Diputados respalda el decreto anti-Uber, la normativa impulsada por el Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que regula y restringe la actividad de los vehículos VTC, los que utilizan los conductores de Uber y Cabify. La medida ha sido convalidada con el apoyo de PSOE, Podemos, Pdecat y Compromís, que han sumado 177 votos.

En un primer momento se especulaba con que la iniciativa no lograría la mayoría simple necesaria, pero finalmente el bloque del no, de PP y Ciudadanos (164 votos), ha sido superado al obtener el visto bueno de los partidos catalanes en el Congreso.

Pero el de la Cámara baja conllevará la tramitación de la iniciativa como proyecto de ley, algo que han solicitado desde el Pdecat. Esta proposición ha salido adelante con 184 votos a favor y 160 en contra.

Esta fórmula parlamentaria permite enmendar parte del texto del real decreto e introducir modificaciones, lo que supondrá en gran medida que la guerra entre el taxi y la VTC siga durante un tiempo más. No obstante, no supondrá ninguna paralización y la entrada en vigor seguirá adelante. 

"Es un regalo envenenado", explican desde un partido nacionalista que votará  a la convalidación del decreto. "Está claro que queremos asumir más competencias, pero la inseguridad jurídica que parece que tiene este decreto no nos gusta", añade. "No sabemos si finalmente tendremos que terminar pagando con dinero público la retirada de autorizaciones". 

En este contexto, diferentes organizaciones, como la patronal Unauto o empresas VTC, han elaborado informes jurídicos que alertan de la inconstitucionalidad de la normativa. El último en hacerlo fue el despacho Garrigues, a solicitud de Vector Ronda, una de las mayores empresas tenedoras de licencias de arrendamiento con conductor. La firma legal señaló en su informe que el real decreto de Ábalos suponía una "expropiación encubierta" para este tipo de licencias.

Reuniones, manifestaciones y cruces en los pasillos

Las reuniones que han precedido a la votación han sido frenéticas. Los representantes del taxi están en el Congreso desde el pasado lunes, al igual que los de la VTC. Fuentes parlamentarias cuentan que estos días ha sido habitual ver por los pasillos a Rosauro Varo (ex Pepephone), uno de los mayores tenedores de licencias de arrendamiento con conductor y hombre cercano a Cabify, o Eduardo Martín, presidente de la patronal Unauto VTC. 

Por parte de miembros del taxi, que anoche convocaron una acampada cerca de la fuente de Neptuno, se dejan ver por la Cámara baja representantes como Alberto ‘Tito’ Álvarez (Élite Taxi), quien se desplazó de Barcelona a Madrid a principios de semana. “No me voy de aquí sin el decreto”, comentó y anunció que estaría en las butacas del Congreso expectante a la votación. 

El representante de los taxistas de Barcelona, Tito Álvarez. EFE

El representante de los taxistas de Barcelona, Alberto 'Tito' Álvarez. EFE

En los pasillos del Congreso estos días previos a la votación ha habido pequeños rifirrafes entre los miembros de un bando y otro. La patronal Unauto y los dirigentes de las asociaciones de taxistas Caracol y Élite Taxi solicitaron permisos a la Delegación del Gobierno en la comunidad madrileña para manifestarse en las inmediaciones del Congreso de los Diputados en plena votación de real decreto. Finalmente, solo se han concentrado los taxistas.

“Lo de este jueves es una ratonera”, explicaban ayer, miércoles, fuentes de la VTC, para argumentar que no tiene ningún sentido que Delegación del Gobierno quisiera juntar a dos sectores enfrentados desde hace años y con intereses tan distintos. "No debemos ir, es muy peligroso", dicen al ver que todo puede terminar en un enfrentamiento violento.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad