El futuro de Rajoy depende de 400.000 gallegos indecisos

stop

Las elecciones de Galicia son seguidas por atención desde los círculos políticos de España: si Feijóo logra la mayoría absoluta tendría el camino despejado a la sucesión de Rajoy. Y un sorpasso de En Marea al PSOE desataría un nuevo frente de crisis para Pedro Sánchez

Una mujer deposita su voto en una urna electoral | EFE

en A Coruña, 25 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

Por primera vez en la historia de la democracia, los resultados de unas elecciones autonómicas pueden cambiar el curso de la política nacional y evitar que antes de que acabe el año se tenga que realizar una nueva votación –la tercera– para tratar de formar gobierno en Madrid.

En las últimas semanas, los líderes nacionales han traído hasta la comunidad sus disputas, que poco o nada tienen que ver con la elección del próximo presidente o presidenta de la Xunta de Galicia. Sus discursos, lejos de aportar, han venido a desencantar aún más a una parte importante de la ciudadanía.

Baja participación

Y es que, según los datos del estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sobre la cita electoral en Galicia, un 17% de los electores, más de 400.000, todavía no tienen decidido el sentido de su voto, mientras que otro 5% opta por pronunciarse al respecto.

Históricamente, las elecciones autonómicas no han tenido mucho tirón en cuanto a participación. En las nueve ocasiones que se han celebrado hasta la fecha, las cifras han oscilado entre el 46,3% del censo de 1981 y los 63,4 del 2009, el de la primera mayoría de Feijóo, que fue hasta ahora el más elevado.

Por este motivo, todos los partidos han hecho un llamamiento especial para tratar de movilizar a su electorado con el fin de apuntalar la tercera mayoría absoluta consecutiva en el caso del PP, o cerrar las puertas a la reelección de Feijóo y optar por un gobierno de cambio.

Escenarios

Aunque muchos crean que ya está todo el pescado vendido, la realidad es que un puñado de votos puede cambiar muchas cosas. Sucede, por ejemplo, con el PSdeG y En Marea. Las encuestas hablan de empate técnico, pero una mayor movilización de los votantes de cualquiera de las dos formaciones podría inclinar la balanza a su favor y propiciar el 'sorpasso', o, de lo contrario, afianzar a los socialistas en la segunda plaza.

Ciudadanos ya no solo es que se juegue el estar o no en el Parlamento. Podría darse el caso, como ya avanzaron algunos de los sondeos, de que la formación naranja obtuviese representación pero la candidata se quedase fuera por lograr el escaño en otra provincia diferente a la que se presenta (A Coruña). Hasta la fecha, un caso así nunca se ha dado.

Voto extranjero

Al igual que la participación puede condicionar los resultados y, al mismo tiempo, servir de indicador del grado de hastío de la ciudadanía con la política, el voto extranjero puede resultar determinante.

En estas elecciones, el 16,5% del electorado –casi el mismo porcentaje que los indecisos– son residentes en el extranjero con municipio de inscripción en Galicia. Argentina, conocida por ello como la quinta provincia, es el país que más votantes concentra (156.687), seguida de Brasil (41.266), Venezuela (38.788), Cuba (37.373), Uruguay (36.037) y Suiza (32.869).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad