El gobierno catalán ve en la presión internacional una vía para forzar la consulta

stop

El portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, niega una posible suspensión de la autonomía o la encarcelación de Artur Mas

Andreu Mas-Colell, Artur Mas y Francesc Homs en la rueda de prensa tras el Consell Executiu - EFE/ Toni Garriga

05 de enero de 2014 (21:25 CET)

El gobierno catalán insiste en su estrategia de internacionalizar el conflicto soberanista. El conseller de Presidencia, Francesc Homs, ha asegurado que el Gobierno de Mariano Rajoy, finalmente, cederá y permitirá celebrar la consulta por la presión catalana o internacional.

Según Homs, el Ejecutivo central "no puede sostener en el tiempo y de manera indefinida que no se puede votar en Catalunya”. Además, ha ironizado sobre el documento que envió a las embajadas el ministro de Exteriores, José Manuel Margallo, contra el proceso. El también portavoz de la Generalitat le ha dado las gracias por “colaborar en la internacionalización de la cuestión catalana”.

Carta de Artur Mas

Hace unos días, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, respondía a la estrategia de Margallo con la misma moneda. Envió una carta a la Comisión Europea y a los primeros ministros de la Unión Europea en la que solicitaba ayuda para celebrar la consulta.

El gobierno catalán ha recibido respuesta de algunos países, según el secretario de Asuntos Exteriores de la Generalitat, Roger Albinyana. Aunque entre ellos no figuran las principales potencias europeas como son Reino Unido, Alemania y Francia.

Suspensión de la autonomía


El conseller también ha asegurado que el Gobierno de Mariano Rajoy juega sucio desde hace años. Pero no por ello, el conflicto llegará al extremo de que se suspenda la autonomía, según Homs. El portavoz también descarta, como apuntaban algunas voces, que se pueda encarcelar al presidente de la Generalitat, Artur Mas: "Saben que eso no lo pueden hacer", ha zanjado en una entrevista concedida al diario El Punt Avui.

Sobre el avance del proceso soberanista, ha agregado que hay que saber capitalizar las fechas destacadas de 2014: "Aprovechar las elecciones europeas para contar cuántos somos; y saber aprovechar la celebración del 11 de septiembre”, ha sostenido Homs.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad