Mas asegura que dialogará con Rajoy para buscar un acuerdo

stop

PROYECTO DEL PRESIDENT

17 de diciembre de 2013 (00:28 CET)

En los próximos días, y como le gusta hacer al President Artur Mas –en una entrevista privada—el presidente del Govern de la Generalitat se entrevistará con el presidente Mariano Rajoy. Buscará un acuerdo sobre la consulta soberanista, tras haber pactado la pregunta con los partidos catalanes. Mas, en una entrevista en TV3 ha asegurado, sin embargo, que está abierto a modificar esa pregunta, si consigue que sea legal y acordada con el Gobierno español.

Mas ha dejado claro, a lo largo de toda la entrevista, que no desea forzar la situación, y que no dará un paso adelante si no se trata de un paso con una cobertura legal. Es decir, que, contrariamente a lo que Esquerra Republicana defiende, o la CUP, Mas no llegará a formular una declaración unilateral de independencia, y que, como ya había anunciado hace meses, en todo caso convocará elecciones anticipadas. Eso sí, su objetivo sigue siendo el de llegar hasta el final de la legislatura, en 2016.

Ganar tiempo, bastante tiempo

Con ello Mas ha dado a entender que, pese a su compromiso para convocar la consulta, lo que ha logrado, tras pactar la pregunta, ha sido ganar un tiempo precioso, y seguir gobernando con la esperanza de que la situación económica pueda mejorar, y por tanto, él personalmente pueda demostrar que está gobernando.

Sólo de esa manera CiU podría parar la sangría que sufre en beneficio de ERC, y optar a mantener el gobierno de la Generalitat en las próximas elecciones.

El President, sin embargo, entiende que en algún momento y con la forma que se acuerde, se debería consultar a los catalanes. La consulta es “inevitable”, ha asegurado.

Diálogo con Rajoy

Pero lo primero es lo primero. Y Mas insistirá en conseguir una fórmula pactada con Rajoy, una solución política que pueda solucionar el problema catalán, tal y como ha reclamado este lunes el rotativo Financial Times en su editorial. “Con Mariano Rajoy haré un esfuerzo, de forma reiterada, para hacerle entender, si puedo, que debemos ponernos de acuerdo para poder hablar”, ha precisado Mas. Y ha insistido en que se pondrá en contacto con Rajoy “en los próximos días”.

“Quiero una consulta legal y pactada”, ha señalado. Con esa posición, Mas considera que el Govern, y, con él la sociedad catalana, se carga de razones para poder celebrar la consulta, rechazando, sin embargo, que el Gobierno español la pudiera convocar para toda España.

El bucle de Mas


Pero, tras acordar la pregunta entre CiU, ERC, ICV y la CUP, Mas entiende que está en una situación que le otorga cierta fuerza, porque el Ejecutivo español no pensaba que se pudiera llegar a ese acuerdo. Y desde esa posición, que, además, le permite ganar un año, al tener garantizada la aprobación de los presupuestos de 2014 con el apoyo de ERC, ha considerado que el Estado “no podrá evitar la consulta”.

Es decir, Mas sigue situado en un bucle de gran envergadura. Quiere una consulta pactada, que sabe que el Gobierno no aceptará. Quiere negociar, pero el Gobierno español negociará siempre y cuando no se ponga sobre la mesa la cuestión de la consulta, que rompe la soberanía española. En ese bucle, Mas espera una solución política, que, por ahora, no se vislumbra, pero que puede tener más posibilidades de producirse tras la aprobación de la pregunta soberanista. Esa es la paradoja.

ERC y la entrada en el Govern

Mas ha precisado, como no podía ser de otra manera tras protagonizar el proceso político que está en marcha, que él como ciudadano votará sí y sí en las dos preguntas. Es decir, Mas votaría por la independencia de Catalunya, a pesar de que nunca se ha caracterizado por ser un independentista a lo largo de toda su trayectoria personal y política.

Respecto a la actitud de su socio, Esquerra Republicana, Mas ha insistido en que los republicanos tienen la “puerta abierta” para entrar en el Govern, y que entrarán en esa cuestión con más detalle en las próximas semanas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad