El Gobierno quita hierro a los mareantes sueldos de Sareb: están "en la media"

stop

Justifica los 13,5 millones destinados a salarios por el número de altos directivos del 'banco malo'

Walter Luna y Belén Romana, la cúpula de la Sareb | ED

17 de agosto de 2014 (13:41 CET)

Si usted hubiese trabajado en Sareb, el banco malo que absorbió el ladrillo tóxico de la banca nacionalizada y después se lo devolvió para que lo comercializara a cambio de una comisión, hubiese cobrado en torno a 105.000 euros anuales, cinco veces por encima del salario medio.

La entidad, que a pesar de nacer y tener participación pública funciona como una sociedad privada, destinó 13,25 millones en 2013 para cubrir los sueldos de 126 empleados, entre directivos, jefes, técnicos, administrativos y comerciales. El salario medio resultante son esos 105.000 euros que incendiaron las filas de la oposición, al considerar que estaba fuera de lugar pagar remuneraciones tan elevadas a un organismo de emergencia que surgió de la crisis.

Pero el Gobierno sostiene que no hay para tanto, y que esos sueldos están en la “media” del sector.

Ya están por debajo de los 80.000 euros

En respuesta a una pregunta de Cayo Lara, presidente de la Izquierda Plural, en el Congreso, el Ejecutivo explica que "las remuneraciones de Sareb a sus empleados están en la media de los sectores financiero e inmobiliario en los que está presente, dada la cualificación técnica necesaria de los mismos".

Entiende que la media salarial está “sesgada” debido a que los primeros en aterrizar en el banco malo fueron los componentes de la alta dirección, que al recibir los sueldos más abultados, dispararon la cifra. No fue hasta la segunda mitad de 2013 y principios de 2014, explica el Gobierno, cuando los miembros de los órganos de administración de la Sociedad fueron conformando sus equipos, hasta alcanzar los 194 empleados que, en mayo, cobraban un sueldo bruto anual "por debajo de los 80.000 euros".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad