La ministra de Justicia, Dolores Delgado, durante su participación en un desayuno informativo en Madrid

El Gobierno y la Fiscalía se sacuden las presiones de Pdecat y ERC

stop

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, asegura que no dará instrucciones "a nadie" para retirar acusaciones a los políticos independentistas

M. Pardeiro/Efe

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, durante su participación en un desayuno informativo en Madrid

Barcelona, 15 de octubre de 2018 (10:55 CET)

Quedan pocos días para que el Tribunal Supremo concluya el auto sobre la causa del "procés" y, por tanto, quedan también pocos días para que la Fiscalía presente su escrito de acusación. Los partidos independentistas intensifican sus presiones sobre el Gobierno durante las últimas horas para lograr para lograr un castigo suave a los políticos presos. Pdecat y ERC usan como mecanismo de presión sus votos en el Congreso, decisivos para la aprobación de los presupuestos generales, pero el Gobierno —al menos formalmente— rechaza someterse a ellas.

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, se ha limitado a decir este lunes que el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, "sabrá lo que hace" ante unos presupuestos "sociales y de progreso", pero reiteró que el Gobierno no va a dar instrucciones a la Fiscalía en la causa del "procés" y pidió que se deje trabajar con "sosiego" al ministerio público.

"No se va a dar instrucciones a nadie", subrayó Delgado en un desayuno informativo organizado por Europa Press ante las advertencias de ERC y de Pdecat de condicionar su apoyo al proyecto de presupuestos a que el Gobierno pida a la Fiscalía que retire las acusaciones a los dirigentes independentistas presos.

Tras insistir en el "absoluto" respeto del Ejecutivo a la independencia fiscal y a la autonomía del poder judicial, ha pedido esperar a que se presenten los escritos provisionales de acusación y ha considerado que "ni procesados ni ciudadanos merecen estas especulaciones en este momento".

La Fiscal pide no especular

En este mismo sentido se pronunció precisamente la fiscal general del Estado, María José Segarra, que pidió que se deje trabajar al ministerio público "con tranquilidad" ante la causa del "procés" y rogó que no se entre en "conjeturas" sobre cómo será el escrito de acusación contra los dirigentes independentistas implicados.

"Estamos ante una causa muy compleja; querría que hasta el momento en que no se nos dé el traslado para formular el escrito de conclusiones provisionales se nos deje trabajar con tranquilidad y no se entre en conjeturas que en todo caso no proceden de la Fiscalía", ha manifestado Segarra

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad