El Govern advierte a ERC de que Mas no hará nada ilegal

stop

La consellera Joana Ortega asegura que ninguna fuerza que no quiera ser “residual” puede pedir actuar al margen de la ley

La vicepresidenta Joana Ortega, junto a Artur Mas./EFE/Toni Albir

01 de septiembre de 2014 (11:45 CET)

Temor, y enojo, respeto y malestar. Los miembros del Govern que preside Artur Mas mantienen una tensa relación con Esquerra Republicana. Entienden las indicaciones del President Mas, para no hablar de un plan B antes de hora, pero tampoco pueden asumir las continuas reclamaciones de Esquerra. La vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, ha afirmado este lunes que no se le puede pedir al gobierno catalán que actúe al margen de la ley.

Ortega reacciona así después de que Oriol Junqueras haya insistido en las últimas semanas en que Mas debería realizar la consulta del 9 de noviembre diga lo que diga el Tribunal Constitucional, y al margen, por tanto, de la actitud del Ejecutivo español.

La consellera de Governació ha querido ser taxativa: “Ninguna fuerza con voluntad de gobierno y no residual puede pedir al Govern que actúe al margen de la ley”, ha sentenciado.

Atender la legalidad

Lo que ocurre es que Ortega fue reprendida este mes de agosto, cuando mostró sus dudas sobre la consulta, y consideró la posibilidad de aplazar la consulta si ésta no se podía sustanciar el 9 de noviembre. Mas tuvo que reaccionar, insistiendo en que no hay más planes que la votación, emplazando a todo su gobierno a mantener esa posición.

La semana pasada, sin embargo, el conseller de Territori, Santi Vila, incidió, de nuevo, en la necesidad de atender la legalidad, y defendió el papel de “árbitro” del Tribunal Constitucional.

Reacción conjunta

Ahora Ortega incide en que el Govern de CiU no hará nada que no se enmarque en la legalidad. “Estamos en un debate democrático y las normas se tienen que cumplir”. Esa aseveración, sin embargo, se contrarresta con el “compromiso firme” con la consulta y con la idea de que el Constitucional “no matará las ganas del pueblo catalán de expresarse”.

El Govern considera que el presidente Rajoy está dando “instrucciones” al Constitucional y que, por ello, no respeta la separación de poderes. Ortega, en todo caso, ha mostrado el guión que seguirá el President Mas. Una vez el Ejecutivo español presente un recurso ante el Constitucional, la posterior decisión del Govern se adoptará “conjuntamente” entre las instituciones y los partidos favorables a la consulta.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad