El Govern obtiene de la banca la liquidez que le niega Montoro

stop

La Generalitat renueva préstamos a corto plazo por 1.072 millones de euros pero no recibirá el adelanto de 700 millones del sistema de financiación reclamado a Hacienda

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont en el Parlament / EFE

Barcelona, 04 de marzo de 2016 (13:05 CET)

La situación financiera de la Generalitat es delicada desde hace años. El alto endeudamiento y el déficit de la administración catalana han provocado que haya sido la comunidad autónoma que más dinero ha pedido del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) desde su creación. Pero las dificultades persisten.

El Govern acaba de recibir algo de aire, pero no el que pedía al ministerio de Hacienda, sino de la banca. La Generalitat ha renovado todas las líneas de crédito y préstamos a corto plazo con las entidades financieras, por valor de 1.072 millones de euros. Los préstamos son a un máximo de un año.

Con autorización del Consejo de ministros

La administración catalana llegó a un acuerdo con las entidades financieras en otoño del año pasado, pero ha tenido que esperar a la autorización del Consejo de ministros para hacer efectiva la refinanciación.

El acuerdo con la banca incluye 542 millones de euros más en préstamos que, aunque todavía están en vigor, también se pretende refinanciar cuando venzan. En este caso se trata de crédito a largo plazo y también necesita la autorización del Gobierno central, que está pendiente.

La liquidación de la financiación tendrá que esperar

Con estos 1.072 millones, el conseller de Economia, Oriol Junqueras, podrá hacer frente a los compromisos de pago a corto plazo. Además de pagar las facturas, la Generalitat debe abonar este año las pagas extras a los funcionarios.

Precisamente para ello, el Govern pidió a Hacienda el adelanto de la mitad de la liquidación de la financiación de 2014, unos 700 millones, pero Montoro no se lo concedió. Cada año, hacia mediados, el Gobierno liquida con las CCAA el modelo de financiación de dos años atrás. Es decir, que paga la diferencia, o la cobra, entre lo que se dio por el modelo de financiación autonómico y lo que finalmente le tocaba a cada comunidad con el ejercicio cerrado.

De 2014, Hacienda tiene que pagar unos 1.400 millones de euros a Cataluña, y Junqueras pidió el adelanto de la mitad. Según fuentes de la conselleria de Economia, hubo negociaciones a nivel técnico y se llegó a un acuerdo, pero a la hora de formalizarlo, les pidieron que lo solicitaran oficialmente por carta. El Govern lo hizo y Hacienda respondió con una negativa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad