El Joventut depende de un regalo urbanístico para salvar sus cuentas

stop

El club de baloncesto de Badalona necesita que el ayuntamiento autorice la ampliación del centro comercial Màgic para evitar una nueva temporada deficitaria

Centro Comercial Màgic.

29 de abril de 2012 (18:00 CET)

El Joventut, el equipo de baloncesto de Badalona, necesita un regalo del ayuntamiento para poder salvar las cuentas de la temporada que termina el próximo junio. El club, en concurso de acreedores y que arrastra unas deudas de 15 millones de euros, necesita que consistorio entregue gratuitamente los sótanos de un campo de fútbol municipal ubicado junto al centro comercial Màgic, en el que la entidad tenía un 25% de las acciones.

El equipo vendió hace pocos meses su participación a la familia Sanahuja (cuya principal empresa, Sacresa, también está en un concurso de acreedores) pero no ha podido cobrar la cantidad esperada porque la operación está condicionada a que el ayuntamiento regale los terrenos. El club espera obtener 1,8 millones de euros con la operación, según ha podido saber este diario, una cantidad que le permitiría a la actual junta directiva evitar más déficit y salvar su imagen tras una gestión turbulenta.

Si el gobierno local renuncia a estos terrenos, el centro comercial podrá doblar la superficie y construir 145.000 metros cuadrados, con lo que alcanzaría la rentabilidad, según defienden sus actuales gestores. En los nuevos espacios, que se prevén habilitar en tres sótanos, se espera atraer a grandes comercios como Mediamarkt.

Apoyos políticos

Los gestores del club esperan llegar a un acuerdo con el ayuntamiento, con el juez y los administradores judiciales para evitar la liquidación de la entidad. El gobierno local anterior, liderado por el socialista Jordi Serra, tenía serias dudas sobre la legalidad de esta cesión y no accedió a aprobar el trámite urbanístico solicitado por el club.

Pero el actual ayuntamiento, encabezado por el popular Xavier García Albiol, está dispuesto a conceder al Joventut sus peticiones (entre ellas, la ampliación de las licencias de explotación durante más años de los previstos), una voluntad que también apoyan los administradores judiciales. La medida urbanística podría presentarse al pleno municipal en breve y previsiblemente será aprobado con el apoyo de CiU e ICV.

Fuentes municipales aseguran que el equipo, con un gran calado social en el municipio, ha dependido durante los últimos años de la intervención del ayuntamiento para salvar sus cuentas en base a favores urbanísticos. La construcción del centro comercial Màgic, sobre terrenos municipales, se ejecutó, entre otras razones, para mejorar la economía de la entidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad