Los diputados Jordi Xuclá (PDeCAT), Aitor Esteban (PNV), Joan Baldoví (Compromis) y Carles Campuzano (PDeCAT) en la concentración de protesta del miércoles en Madrid contra las detenciones. /EFE/Santi Donaire

El juez que desarticuló el 1-O: medalla de los mossos y catalanohablante

stop

El instructor de la causa contra los cargos de la Generalitat por los preparativos del 1-O siempre ha evitado aparecer como un juez estrella

Economía Digital

Los diputados Jordi Xuclá (PDeCAT), Aitor Esteban (PNV), Joan Baldoví (Compromis) y Carles Campuzano (PDeCAT) en la concentración de protesta del miércoles en Madrid contra las detenciones. /EFE/Santi Donaire

Barcelona, 21 de septiembre de 2017 (13:56 CET)

Nunca ha sido un juez estrella. Ni siquiera se han publicado fotos suyas. Ahora se encarga de la instrucción de la macrocausa contra los cargos de la Generalitat que preparaban el referéndum del 1 de octubre (1-O). Se trata de Juan Antonio Ramírez Sunyer, de 70 años, titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona.

El pasado 17 de mayo, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aplazó su jubilación hasta los 72 años, tal como había solicitado el magistrado. Ahora podría estar cómodamente en su casa pero ha preferido mantenerse como juez en activo. Cuando le concedieron el aplazamiento, estaba en plena instrucción del sumario contra el exjuez y exsenador republicano Santiago Vidal.

En una serie de conferencias públicas, Vidal aseguró que la Generalitat había obtenido ilegalmente los datos fiscales de todos los catalanes y que disponía de una partida de 400 millones de euros para organizar el referéndum. Estas declaraciones le costaron el cargo de senador. Este es el primer sumario que instruyó contra dirigentes independentistas.

El pasado julio, envió la Guardia Civil al Teatro Nacional de Cataluña (TNC) para averiguar quién había alquilado estas instalaciones para que Carles Puigdemont y Oriol Junqueras presentaran la ley del referéndum. Esta semana, ordenó una cuarentena de registros y la detención de 15 cargos de la Generalitat por los preparativos del 1 de octubre. Los líderes independentistas ya saben como se las gasta el juez.

Medalla de los Mossos d’Esquadra

Ha encargado las pesquisas a la Guardia Civil pese a que ha sido condecorado por los Mossos d'Esquadra. En el día de las Esquadras del año pasado, la festividad del cuerpo, el entonces consejero de interior, Jordi Jané, le entregó el galardón en presencia de Carles Puigdemont. Jané dimitió de su cargo el pasado julio para evitar verse implicado en el 1-O, pero Puigdemont sigue al frente del operativo independentista. De momento, Puigdemont se ha escapado de la acción de Ramírez Sunyer por su condición de aforado.

El juez del 20-S: condecorado por los Mossos y en edad de jubilación

Los abogados que han tratado con el juez lo definen discreto, riguroso, trabajador, hábil en los interrogatorios y amable en la formas. También cuentan de él que no está afiliado a ninguna de las asociaciones de magistrados, que se desconoce su orientación política y que es catalanohablante. Una de sus pasiones es el fútbol.

Llegó tarde a la judicatura, cuando contaba 40 años. Trabajó como ingeniero antes de ganar las oposiciones a juez. Ha pasado por los juzgados de Sant Boi de Llobregat, Terrassa y Badalona antes de recalar, en 1994, en los de Barcelona. Hasta ahora sólo había estado en el foco de radicales, okupas y anarquistas. Ahora también tiene en contra a los independentistas.

Hemeroteca

Referéndum 1-O
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad