El PDeCAT contrata una empresa para recolocar a sus despedidos

stop

La consultora Lee Hecht Harrison, del grupo Adecco, busca salidas laborales para los empleados que abandonen el partido de Artur Mas

Marta Pascal, coordinadora general de PDCAT. / EFE

Barcelona, 28 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

La puerta está abierta para los empleados que quieran irse. El Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT), la nueva formación de los convergentes que preside Artur Mas, ha contratado a la empresa Lee Hecht Harrison, del grupo Adecco, para que encuentre salidas laborales para un tercio de sus actuales trabajadores.

Lee Hecht Harrison es una consultora en recursos humanos, especializada en lo que llaman outplacement, o sea, en recolocaciones de personal.

Fuentes de los empleados del PDeCAT confirman que les han ofrecido los servicios de esta empresa de recolocación para "reorientar" sus carreras profesionales. Es la primera vez que un partido político contrata una agencia de outplacement.

El pasado 2 de noviembre, el gerente del partido, Carles del Pozo, comunicó a toda la plantilla un plan de reestructuración que afectaría a 24 de los actuales 84 empleados del PDeCAT. El gerente se comprometió a negociar las bajas "caso por caso" para evitar la presentación de un expediente de regulación de empleo (ERE).

Entre las personas a las que se les busca una nueva ocupación se encuentran diversas secretarias personales y chóferes de ex altos cargos convergentes y de la Generalitat que perdieron sus responsabilidades políticas. Como ahora el PDeCAT tiene muchos menos cargos, les sobran secretarias y conductores.

El partido llegó a tener más de 200 trabajadores

Fuentes de la plantilla confían poco en las habilidades de la consultora Lee Hecht Harrison. Estas fuentes indican que algunos cuadros del partido y de sus fundaciones han sido recolocados en administraciones públicas. Otros no tendrán tanta suerte. Cuando el partido todavía se denominaba Convergència (CDC) llegó a tener más de 200 empleados.

El plan de reestructuración laboral del PDeCAT debía completarse antes de finalizar este año pero no esperan cerrarlo hasta febrero. Fuentes internas señalan que la gerencia se ha planteado la posibilidad de aumentar el número de bajas de las 24 previstas inicialmente hasta las 30, que supondrían más de un tercio de la plantilla.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad