El Podemos catalán se acerca al independentismo con la llegada de Puigdemont

stop

Rabell participará en la comisión parlamentaria sobre la secesión y se plantea apoyar el presupuesto de Junts pel sí

Lluís Rabell de Catalunya sí que es pot.

Barcelona, 20 de enero de 2016 (01:00 CET)

En la primera sesión parlamentaria de la legislatura el Podemos catalán, Catalunya sí que es pot, le hizo un guiño al independentismo. Cinco de sus diez diputados votaron a favor de la elección de Carme Forcadell como presidenta del Parlament a propuesta de Junts pel sí.

Pero la cosa se quedó en un mero guiño. El grupo parlamentario que dirige Lluís Rabell se desmarcó enseguida de los postulados secesionistas e insistió en que su proyecto para Cataluña pasa por la celebración de un referéndum y no por la declaración de independencia.

De los guiños a los gestos

Los podemitas catalanes no querían que se les asociase con Artur Mas a quien veían vinculado a los recortes y a la corrupción. Lo mismo que la CUP. Pero los cuperos consiguieron sacarse a Mas de encima en el último momento y ahora, con la llegada de Carles Puigdemont a la presidencia de la Generalitat, las cosas han cambiado.

El cambio ha sido intenso, porque esta semana Catalunya sí que es pot ha hecho dos gestos que van mucho más allá de los guiños y se ha acercado sin ambages a los postulados del independentismo.

Apoyo a los presupuestos

Rabell explicó este martes en una entrevista radiofónica que su partido no descarta dar apoyo a los presupuestos de la Generalitat de 2016. Eso en caso de que las cuentas para este año lleguen a redactarse, porque el nuevo conseller de Economia, Oriol Junqueras, aún no tiene claro si prorrogará las del pasado ejercicio.

Pero Rabell aseguró que si hay nuevos presupuestos y éstos incluyen un incremento del gasto social y una reversión de las privatizaciones que realizó el Govern de Artur Mas, su partido puede respaldarlos.

Comisión sobre la independencia

Además, Catalunya sí que es pot ha aceptado formar parte de una comisión parlamentaria sobre la independencia junto a Junts pel sí y la CUP. Para mantener su ambigüedad en este asunto, los podemitas catalanes han impuesto dos condiciones: que la comisión sea sólo de estudio y que se denomine sobre "el proceso" en lugar de sobre "la transición nacional" como se planteó en un primer momento.

Estructuras de estado

La comisión, de la que de momento se han autoexcluido Ciudadanos, PSC y PP, iniciará los trabajos para redactar una constitución catalana. Además, analizará la forma que deben tomar las estructuras de estado de la futura república catalana que pretende construir el Govern de Puigdemont.
 
Este grupo de trabajo analizará también las prácticas de derecho comparado para la construcción de nuevos estados e identificará las reformas sociales, políticas y nacionales para constituir el nuevo país.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad