El PP de Madrid cierra filas con el jefe de la Púnica informática

stop

La ex presidenta de la Oficina de Informática de Madrid, Engracia Hidalgo, justificó que Cándido Cerón Escudero haya adjudicado contratos a un grupo empresarial para el cual trabajó. Aguirre se defiende diciendo que era amigo de Gallardón

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre.

Madrid , 12 de febrero de 2016 (19:34 CET)

La presunta trama de corrupción informática en la Comunidad de Madrid, investigada por el parlamento regional, ha terminado con el PP de Madrid cerrando filas con los investigados por corrupción.  

La Asamblea de Madrid llamó a declarar este viernes a Esperanza Aguirre y otros responsables del partido por las presuntas irregularidades de la empresa pública Agencia de Comunicaciones e Informática de la Comunidad de Madrid (ICM).  

El antiguo consejero delegado de la empresa, Cándido Cerón Escudero, adjudicó contratos de casi cuatro millones a empresas relacionadas con Avanzit, una sociedad a la que había pertenecido, tal como desveló este diario. Cerón Escudero fue llamado a declarar por una presunta "autocontratación".  
El ex consejero delegado, que también fue representante de la Comunidad de Madrid en Bankia, fue imputado por la Audiencia Nacional por haber gastado casi 80.000 euros con las tarjetas black.  

Cándido Cerón asegura que abandonó su actividad privada en 2002 pero que el cese no fue trasladado al Registro Mercantil, una versión avalada por quienes lo colocaron en puestos de responsabilidad.  

Los apoyos  

La consejera de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Engracia Hidalgo,  aseguró que propuso la designación de Cerón Escudero por su "formación y su capacidad", aunque quiso salir de los ataques de los grupos de la oposición al explicar que su imputación fue posterior.  

Los grupos parlamentarios de Ciudadanos, Podemos y el Partido Socialista preguntaron sobre las irregularidades en las contrataciones. Esperanza Aguirre tuvo que responder al grupo socialista sobre las contrataciones en el Campus de la Justicia. Las obras fueron suspendidas por Aguirre en 2008 pero los informáticos seguían licitando y adjudicando contratos.  

"¿No le parece extraño?", preguntó la portavoz socialista. "Sí", respondió Aguirre quien aseguró que no conoce a Cándido Cerón pero supone que es allegado de Gallardón porque terminó con él en el Ayuntamiento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad