El líder del PP y candidato, Pablo Casado, saluda a un grupo de personas antes de intervenir en la plazuela de San José, en Pamplona, el viernes 19 de abril de 2019. Foto: EFE/IP
stop

El entorno de Pablo Casado avanza que el PP no atacará a Albert Rivera en los debates y que se presentará como la única alternativa a Pedro Sánchez

Alessandro Solís

Economía Digital

El líder del PP y candidato, Pablo Casado, saluda a un grupo de personas antes de intervenir en la plazuela de San José, en Pamplona, el viernes 19 de abril de 2019. Foto: EFE/IP

Barcelona, 19 de abril de 2019 (18:12 CET)

El PP sabe quién es su enemigo y quién es su aliado en la recta final de la campaña del 28-A, y actuará acorde en los debates correspondientes. Pablo Casado promete dar un trato ligero al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, para que nada le robe energías ante su principal objetivo: atacar a Pedro Sánchez sin piedad.

Fuentes populares confirmaron este viernes la estrategia de cara a los dos debates electorales previstos, los días 22 y 23 de abril en TVE y Atresmedia, respectivamente. Además de Casado, Rivera y Sánchez, participará el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, a quien el PP ya señala como perdedor, pero no como su primer objetivo.

El primero, evidentemente, sería Sánchez. La confrontación con el presidente del Gobierno y candidato del PSOE está más que asegurada desde el entorno de Casado, que se presentará como única alternativa al Ejecutivo actual y centrará su estrategia en presentar propuestas vigilando "el tono".

El PP no promete moderación ante Sánchez

El PP dice que en días recientes ha rebajado el nivel de ataques a sus rivales políticos, y que seguramente Casado seguirá esa línea en los debates, sin caer en una moderación extrema ante Sánchez o Iglesias, quien, según las mismas fuentes, "no va a soltar la pieza" después de haber "olido sangre".

Casado también dijo que le parece "bien" la petición de Ciudadanos de que dimita la administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, por la gestión del debate del lunes 22, pero dijo que no hará lo mismo por miedo a que Sánchez le utilice de "escudo humano". No descarta el líder del PP que el mismo Sánchez le haga "dimitir".

En todo caso, en cuanto a los debates, para Casado es evidente que Sánchez es "el que más tiene que perder", porque cambian toda su estrategia de campaña de mantenerse en el "burladero" sin bajar al ruedo.

Sánchez, a Casado: "Debatir no es insultar"

Sánchez, que este viernes finalmente se retractó de sus decisiones respecto a los debates y confirmó su participación en las dos transmisiones televisivas, dijo que acudirá a los mismos "con guante blanco" y que espera que "la derecha de las tres siglas entienda que debatir no es insultar", en alusión a PP, Cs y Vox, partido que no está invitado a ningún debate.

El ambiente se calienta más de lo que se creía posible de cara a los debates, en los que podría salir humo si la campaña se sigue crispando a este ritmo. Si Casado dice que no se moderará ante Sánchez, el líder socialista dice que le alegra que los debates están "fuera del horario de protección infantil, porque las cosas que dicen del PSOE y de mi persona...".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad