Manuel Cruz y, al fondo, Miquel Iceta, en un acto de la campaña de las municipales del 26-M. EFE/Quique García

El PSC espera una compensación tras perder la presidencia del Senado

stop

Los socialistas catalanes aseguran que Sánchez reserva para Manuel Cruz "responsabilidades relevantes" a corto plazo

Barcelona, 02 de diciembre de 2019 (17:06 CET)

El PSC entiende la decisión de Pedro Sánchez de sustituir a Manuel Cruz por Pilar Llop en la presidencia del Senado como una consecuencia del cambio de escenario que ha comportado la pérdida de la mayoría socialista en la cámara alta el 10-N, y dan por hecho que Cruz asumirá otras "responsabilidades relevantes en un futuro inmediato", en palabras de Salvador Illa.

"Nos hubiera gustado, lógicamente, que hubiera continuado, pero estamos en una nueva etapa", alegó el secretario de organización de los socialistas catalanes, que atribuyó la elección de Llop, una juez expecializada en violencia de género, a una apuesta de Sánchez por "dar protagonismo a las políticas de igualdad" y de lucha contra el machismo.

Eso sí, en el PSC estaban al tanto de la decisión y no muestran preocupación ni por el futuro político de Cruz ni por lo que la pérdida de la presidencia del Senado puede suponer para la cuota de protagonismo de los de Miquel Iceta en el organigrama de cargos diseñado por Sánchez. 

El PSC no ve peligrar su cuota de protagonismo

Por lo que respecta al filósofo, que concurrió por primera vez en la lista socialista al Senado en abril, en el seno del PSC se descarta que la decisión sea consecuencia de la polémica sobre los supuestos plagios que el diario ABC le atribuyó. Illa insistió en que "está llamado a desarrollar políticas importantes", 

Lo que sí se descarta en el seno del PSC es que la decisión tenga que ver con las informaciones publicadas por el diario ABC según las cuales Cruz había plagiado fragmentos de hasta tres de sus libros. "Eso sería concederles a nuestros rivales una victoria muy fácil", subrayan fuentes del partido, que no dan crédito a las acusaciones.

De ahí la insistencia de Illa en dejar claro que a corto plazo al filósofo se le reserva otro rol importante, aunque el secretario de organización no quiso precisar si eso significa que está sobre la mesa la posibidad de que asuma un ministerio si finalmente el gobierno de coalición ya pactado entre PSOE y Unidas Podemos echa a andar.

Y, por lo que respecta al peso del PSC en el reparto de cargos, el mensaje es que no está en cuestión. En ese sentido, Illa expresó su confianza en tener presencia en ese eventual Consejo de Ministros del gobierno PSOE-Podemos, más allá de si es o no Cruz quien acabe ejerciendo esa representación.

Sánchez e Iceta, a una en la negociación con ERC

"Estamos muy alienados con el presidente del Gobierno en funciones", insistió, y también en que los socialistas catalanes se sienten "muy reconocidos" en las líneas de actuación de Sánchez, que por ahora sigue fiel a la estrategia marcada por Iceta, lo que se traduce en el acercamiento postelectoral a ERC a la busca de una entente de cara a la investidura y, si es posible, más allá, en detrimento de la opción preferida por otros barones, la de explorar acercamientos a Cs y PP.

No en vano, Illa es uno de los tres negociadores designados para encabezar las conversaciones con los de Oriol Junqueras, conversaciones que los socialistas catalanes subrayan que se producen "entre tres partidos": ERC, el PSOE y el PSC. Y eso es también lo que se remarcaba en el comunicado que la dirección del PSOE emitió tras la primera reunión, la celebrada el jueves pasado

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad