El PSC inicia el proceso para poder expulsar a los diputados críticos

stop

FUTURO SOCIALISTA

20 de enero de 2014 (18:17 CET)

La dirección del PSC insiste, aunque haya dirigentes cercanos a Pere Navarro que piden alguna vía intermedia. La voluntad se mantiene: si los diputados que rompieron la disciplina de voto en el Parlament no entregan sus actas de diputados deberían ser expulsados. Pero esa decisión se ha dejado en manos de la Comisión de Garantías, que podría acabar con la expulsión de Marina Geli, Joan Ignasi Elena y Núria Ventura.

Ese proceso ya se ha iniciado. El secretario de organización del PSC, Esteve Terradas, ha comunicado la indisciplina de esos tres diputados a la Comisión de Garantías del partido, que podría expulsarlos, o, también, castigarlos con una multa económica. Pero la determinación de Navarro es clara.

Se acaba el plazo

La cúpula del partido ofreció un tiempo prudencial para devolver las actas de diputados, hasta el domingo por la noche. Pero los propios diputados y otros dirigentes, de todo el territorio catalán, consideran que el problema va más allá de la ruptura de la disciplina de voto, y que se trata de un debate político que el PSC debería abordar de otra forma.

Si los tres diputados son expulsados, una parte del partido podría abandonarlo. La dirección hace meses que asume ese riesgo. Pero llega la hora de la verdad, y todo está en el aire.

Por ahora hay un precedente, que no es del todo indicativo, porque las circunstancias son diferentes. Es el caso de Fabían Mohedano, miembro del colectivo Avancem, que lidera, precisamente, Joan Ignasi Elena.

Mohedano participó en la presentación del manifiesto Junts per Europa y en un acto de Esquerra Republicana el pasado 14 de diciembre. La Comisión de Garanties lo ha suspendido cautelarmente de la dirección y del consejo nacional del partido, tras la denuncia de un militante.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad