Pedro Sánchez durante un acto electoral del PSOE en Alcalá de Henares, el 17 de mayo, en la campaña de las elecciones europeas, municipales y autonómicas del 26-M. Foto: EFE/JJM
stop

La dirección del PSOE propone una "transformación" legislativa para mejorar la financiación de los partidos, pues su deuda asciende a 40 millones de euros

Economía Digital

Pedro Sánchez durante un acto electoral del PSOE en Alcalá de Henares, el 17 de mayo, en la campaña de las elecciones europeas, municipales y autonómicas del 26-M. Foto: EFE/JJM

Barcelona, 30 de junio de 2019 (14:22 CET)

La situación financiera del PSOE es "complejísima". Lo admite la propia dirección socialista en la memoria anual con el estado de cuentas que refleja que su deuda ascendía a 40 millones de euros a cierre de 2018. El documento fue aprobado por la Ejecutiva Federal el pasado 24 de junio.

Si bien en 2018 la formación de Pedro Sánchez adelgazó su deuda en unos 10 millones de euros, la situación financiera del primer semestre de 2019 se antojó enredada. La convocatoria de elecciones supuso gastos extraordinarios para el partido, aunados a otros problemas de financiación arrastrados.

El PSOE dice que el nivel de subvenciones a partidos políticos en 2018 fue igual al del año 2000, y que las fundaciones vinculadas han visto cómo, a la reducción de fondos, se unieron las limitaciones para acceder a ciertos programas subvencionados por el Estado y las comunidades autónomas, informó Europa Press.

La "gran transformación" legislativa en materia de financiación sería "para hacer frente a las transformaciones, derivadas de la posición de los operadores financieros, que han debido asumir las formaciones políticas".

El PSOE rebaja su deuda en 10 millones

Con todo, el PSOE redujo su deuda en 2018, de 50 millones de euros en 2017 a 40 millones el 31 de diciembre pasado. Los prestatarios de los socialistas son el Santander, Bankia, Caixabank y BBVA, entre otros.

Las cuotas de los afiliados dejaron un 8% más de ingresos en 2018 frente al ejercicio anterior, hasta alcalzar los 10,2 millones de euros. No se sabe, sin embargo, si se debe a una mayor cantidad de afiliados o a un aumento de las cuotas.

Las subvenciones públicas representaron 1,98 millones de euros más de ingresos en comparación con 2017, hasta los 48 millones en 2018, que fueron destinados a seguridad, funcionamiento y gastos en función de su representación en las cámaras y los parlamentos autonómicos.

También incrementaron sus ingresos de origen privado, un 39%, hasta los 12 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad