El número de matriculaciones aumentó en España. EFE/ED/archivo

El RACC pide mejorar el transporte público antes de cualquier veto

stop

El RACC solicita mejoras en el transporte público y alternativas a la población antes de cualquier veto a los vehículos más antiguos

Barcelona, 21 de marzo de 2017 (14:30 CET)

Mejorar la calidad del aire, pero ofreciendo alternativas de movilidad a la población. Este es el planteamiento del Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) sobre el posible veto a los vehículos de más de veinte años en Barcelona, anunciado hace unos días por la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona, entre otras administraciones.

En una carta dirigida a sus socios, el presidente del RACC, Josep Mateu, señala que solo apoyarán esta medida si se logran previamente “mejoras significativas” en el transporte público. Igualmente, el club automovilístico pide acordar entre todas las instituciones ayudas económicas para las personas que tengan que cambiar su coche por otro medio de transporte. “Creemos, por tanto, que es absolutamente necesario dar alternativas adecuadas de movilidad a los ciudadanos directamente afectados”, señala Mateu.

El RACC ecuerda que las restricciones de circulación planteadas podrían afectar hasta al 50% del parque automovilístico de Barcelona y su área metropolitana, con las consiguientes consecuencias sobre las vida de muchas personas.

En la línea de esta propuesta para mejorar la oferta de movilidad pública, el RACC contactará en los próximos días con la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona, la Diputación, el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y los representantes locales de los 40 municipios partidarios de esta prohibición, con el objetivo de plantearles medidas complementarias "de aplicación inmediata”. Entre ellas figura potenciar los aparcamientos disuasorios, eliminar los diesel de la flota de autobuses urbanos y extender la velocidad variable en los accesos metropolitanos.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad