Médicos protestando contra los recortes este miércoles frente al Parlament. EFE/Marta Pérez

El sector público castiga a Torra con un jueves negro de protestas

stop

La confluencia de movilizaciones de médicos, profesores, estudiantes marcan el punto álgido de la semana 'horribilis' del gobierno de Quim Torra

Iván Vila

Economía Digital

Médicos protestando contra los recortes este miércoles frente al Parlament. EFE/Marta Pérez

Barcelona, 29 de noviembre de 2018 (11:06 CET)

La semana horribilis del gobierno de Quim Torra en clave de protestas generalizadas alcanza este jueves su punto álgido, porque a la huelga de personal sanitario, que llega a su cuarto día, y a la de profesores se les suma hoy la movilización del conjunto del sector público, convocado a un paro de dos horas a mediodía por los sindicatos minoritarios. 

Los tres colectivos participarán este jueves a partir de las 12.00 horas en una manifestación unitaria que arrancará de la plaza Universidad de Barcelona y se dirigirá al Parlament. Ayer, miércoles, la movilización frente a la sede de la cámara catalana de médicos y bomberos se saldó con incidentes a las puertas del edificio cuando un grupo de manifestantes trató de romper el cordón policial para acceder al interior.

La parálisis en la que está instalada el gobierno de Torra se está traduciendo en incapacidad práctica a la hora de revertir los recortes aplicados durante la crisis por los ejecutivos de Artur Mas, y la paciencia de los trabajadores públicos parece que se ha acabado. 

Tormenta perfecta de protestas

Así, confluyen distintas reivindicaciones. los profesionales sanitarios piden medidas para rebajar la carga de trabajo en la atención primaria, tanto en centros públicos como concertados, y rebajar el máximo de visitas diarias de 40 a 28, para poder dedicar así más tiempo a cada paciente, y recuperar más de 900 puestos de trabajo perdidos desde 2010. 

Por su parte, los profesionales de la enseñanza, desde primaria hasta la universidad, reclaman reducir las ratios de alumnos por clase en primaria y secundaria y 7.000 profesores más. Y el conjunto de empleados públicos, convocados también a una huelga por los sindicatos mayoritarios el 12 de diciembre, reclama el retorno de las pagas extras pendientes de 2013 y 14, que el Parlament había reclamado que se devolvieron entre ahora y 2020 y que la Generalitat ha propuesta abonar de forma escalonada hasta 2026.

A la tormenta perfecta del sector público hay que sumar la segunda jornada de la huelga de estudiantes, que este jueves han bloqueado el acceso a numerosas universidades y han cortado el tráfico en la calzada central de la Diagonal de Barcelona.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad