stop

El 56% de los catalanes entiende que la votación del próximo 1 de octubre no es válida ni legal tal y como está planteada, según una encuesta de Metroscopia

Una mayoría de catalanes también invalida el referéndum del 1-O. El pleno del Parlament vota, en medio de las protestas de algunos diputados, que se amplíe la orden del día del pleno para incluir la ley del referéndum. EFE/Toni Albir

Barcelona, 10 de septiembre de 2017 (11:30 CET)

El rechazo al referéndum convocado esta semana por la mayoría soberanista no es ni mucho menos exclusivo del Tribunal Constitucional o el Gobierno español. Una mayoría de catalanes -en concreto, el 56%- consideran que la votación prevista para el próximo 1 de octubre no es válida ni legal tal y como está planteada, según se desprende de una encuesta de Metroscopia para El País.

Resulta llamativo que esta enmienda al 1-O es todavía más amplia entre la población joven: el 63% de los catalanes de entre 18 y 34 años lo rechazan. Igualmente, una clara mayoría de la ciudadanía -también el 56%- considera que la Generalitat debería explorar la vía de la negociación con el Estado para dar salida a este conflicto.

Con todo, la encuesta realizada por Metroscopia revela que las culpas entre los diferentes actores de esta crisis están repartidas. Así, más de ocho de cada diez catalanes (82%) tiene claro que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha ayudado en los últimos años a reforzar el sentimiento independentista en Cataluña, en vez de debilitarlo. 

Dudas entre la base soberanista

En los términos en los que se ha planteado una votación ya inhabilitada por el Tribunal Constitucional y perseguida por la Fiscalía General menos de cuatro de cada diez catalanes (38%) la consideraría válida. De acuerdo a esta encuesta, las dudas se extienden también entre la base electoral soberanista: un 20% de los votantes de Junts pel sí cree que el 1-O no puede ser considerado legal ni válido, ni por tanto ser homologado internacionalmente. Entre los votantes de la CUP este porcentaje se eleva hasta el 26%.

Gobierno de Rajoy: ocho de cada diez le acusan de fortalecer al independentismo

Por grupos de edad, además del notable rechazo de una mayoría joven a la votación del 1-O, destaca la franja de población mayor, entre 54 y 64 años, que presenta el menor rechazo -aun así, mayoritario (53%)- ante la consulta en los términos en los que se ha planteado.

Hemeroteca

Referéndum 1-O
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad