El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en Catalunya Ràdio

ERC frena un 'golpe de estado' de JxCat en Catalunya Ràdio

stop

Junts per Catalunya pensaba que tenía atados los votos para tomar el mando de Catalunya Ràdio, pero sus cuentas fallaron en el último momento

Barcelona, 21 de julio de 2020 (04:55 CET)

Los que piensan que la convocatoria de elecciones autonómicas en Cataluña es inminente tienen más motivos para pensarlo. Y los que piensan que Junts per Catalunya y ERC mantienen una batalla están equivocados, porque lo suyo es una guerra abierta, tal y como se demostró este lunes en el consejo de gobierno de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), el órgano que rige TV3 y Catalunya Ràdio.

Había diseñado la presidenta en funciones de la CCMA, Núria Llorach, afín a JxCat y con el mandato caducado, una suerte de golpe de estado para forzar la destitución del director de Catalunya Ràdio, Saül Gordillo, afín a ERC, y pensaba consumarlo durante la reunión extraordinaria de la Corporación de este lunes. Pero algo falló en el último instante. "Le ha pasado un poco lo que le pasó a Nadia Calviño con el Eurogrupo. Pensaba que tenía los votos y no los tenía", dicen fuentes conocedoras del episodio vivido este lunes.

Eran necesario dos tercios de los votos del consejo de gobierno de la CCMA para materializar el cese del director de Catalunya Ràdio, es decir, el apoyo de tres de los cuatro únicos consejeros que tiene actualmente la Corporación (Núria Llorach, Rita Marzoa, Antoni Pemán Armand Querol). Pero las cuentas de Llorach fallaron contra su pronóstico y ERC consiguió frenar el asalto de Junts per Catalunya a los mandos de Catalunya Ràdio.

Según Llorach, la destitución de Gordillo estaba justificada por las insuficientes explicaciones dadas sobre el abandono de la locutora estrella de la radio pública catalana, Mònica Terribas, conductora durante siete años de El Matí de Catalunya Ràdio. Una pérdida que, según la presidenta de la CCMA, ha demostrado "falta de implicación y falta de voluntad clara del directivo para mantener en antena el actual formato El matí de Catalunya Radio".

La clave de las elecciones

La maniobra de Llorach en la CCMA, un órgano inmerso en una situación de provisionalidad desde hace varios años, fue interpretada, en buena lógica, como un evidente intento de Junts per Catalunya por dejar colocados a los suyos al frente de los medios públicos antes de las elecciones. "Antes y después", añaden fuentes consultadas en alusión a la dificultad que entrañan todos los cambios directivos en la Corporación.

Para hacerse una idea del bloqueo que sufre la CCMA basta con recordar que, según sus propias normas, debería contar con siete consejeros —y no con los cuatro actuales, todos ellos con el mandato caducado—. 

Llorach halló en el abandono de Mònica Terribas —que tiene una oferta de Carles Puigdemont para incorporarse a su proyecto político— el pretexto adecuado para forzar un cambio en la dirección de Catalunya Ràdio, controlada por un afín a ERC según los últimos equilibrios de poder alcanzados con sus socios de JxCat.

La maniobra sugiere, según algunas fuentes, la posibilidad de que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, esté ultimando el anuncio de convocatoria electoral de tal manera que JxCat se aseguraba el dominio de la radio pública durante la campaña.

Oportunidad perdida

Fracasado el asalto a la dirección de Catalunya Ràdio, sin embargo, no habrá una nueva opción hasta después de las generales, aseguran las partes consultadas. Es decir, que JxCat deberá esperar al desenlace de las próximas autonómicas y a los repartos de poder que alcance en el caso de victoria antes de volver a ensayar la toma de la emisora.

Con este fiasco, la actual dirección de la radio pública catalana no solo se asegura la continuidad durante la futura campaña electoral, sino que también retiene la responsabilidad de remodelar El Matí de Catalunya Ràdio, el programa bandera de la emisora con unos 500.000 oyentes. 

El relevo de Terribas no tardará en conocerse, puesto que los preparativos del matinal radiofónico deben comenzar a la mayor brevedad. Uno de los nombres que suena es el de Laura Rosel, contratada esta última temporada para copresentar Catalunya Nit junto a Kílian Sebrià.

Durante la reunión extraordinaria del consejo de gobierno de la CCMA, Llorach sí que logró el voto unánime para poner en marcha el procedimiento público de selección de los candidatos a la dirección de la Corporación, tal como estableció el Parlament de Cataluña, como paso previo imprescindible para la convocatoria del procedimiento. Todo ello, sin embargo, no es garantía de nada porque el Parlament debe desbloquear este proceso y no se han dado las circunstancias durante toda esta legislatura.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad