El presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià. Foto: EFE/AD
stop

ERC niega que la derogación de la ley que permite la salida exprés de empresas de Cataluña sea suficiente para apoyar los presupuestos

Barcelona, 13 de octubre de 2018 (12:37 CET)

Es un mero "gesto de cara a la galería", asegura Sergi Sabrià, en alusión al anuncio de que el Gobierno eliminará el decreto que permite a las empresas cambiar la sede social sin pasar por la junta de accionistas. El presidente parlamentario de ERC avisa a Pedro Sánchez que con esta finta no conseguirá que su formación negocie los presupuestos de 2019, porque todavía ve una carencia de concesiones.

"Derogan el decreto, muy bien, ¿y qué? No es un movimiento significativo", dijo. Sabrià recordó lo que el separatismo insiste en exigir: el Gobierno del PSOE debe "moverse" en materia de "autodeterminación" y "presos políticos" antes de pretender negociar con los independentistas los presupuestos del próximo año, que por el momento solo cuentan con el apoyo del principal socio de Sánchez, Unidos Podemos.

Después del referéndum ilegal del 1-O, tanto el Gobierno de Mariano Rajoy como la monarquía hicieron "juego sucio" desde el punto de vista económico, según el diputado republicano. Pero revocar la ley que facilitó la salida exprés de empresas de Cataluña es insuficiente. "Si no se mueven, no nos pueden pedir nada. Se tienen que mover, y pronto", manifestó Sabrià.

ERC se enfoca en las cuentas de la Generalitat

El Gobierno de Sánchez anunció que tiene la intención de revertir el real decreto aprobado por Rajoy para permitir que las compañías puedan cambiar su sede social de manera inmediata, únicamente con la aprobación de su consejo de administración, sin necesidad de someter la decisión a la junta de accionistas. Así lo expresó la vicepresidenta Carmen Calvo el jueves en Barcelona.

El momento del anuncio no fue coincidencia. Horas antes, el Ejecutivo presentó sus cuentas para los presupuestos de 2019, tras acordarlas con Podemos y a la espera del apoyo de sus otros socios de gobierno. Pero el separatismo, que durante muchos meses reivindicó la supresión del real decreto impulsado después del 1-O, supedita su apoyo a los presupuestos al tema de los presos y la autodeterminación.

Sabrià avanzó que, por otro lado, ERC y Junts per Catalunya ya trabajan en la primera ronda de contactos para elaborar los presupuestos de la Generalitat para 2019, y agregó que serán unas cuentas "sociales y potentes" con las que esperan contar con el apoyo de la CUP y los comunes. "Estamos intentando presentar una cosa muy potente que guste mucho a CUP y comunes", dijo.

La líder de Catalunya en Comú y alcaldesa barcelonesa, Ada Colau, ya llamó al independentismo a formar un frente común de cara a los presupuestos del gobierno, los autonómicos y los municipales, tirando de la misma estrategia de solicitar beneficios para los presos y avances en la autodeterminación a cambio de apoyar las cuentas de Sánchez.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad