Ernest Maragall, consejero de Acción Exterior. /EFE

ERC intenta resucitar el maragallismo en Barcelona con Ernest

stop

Ernest Maragall, hermano del ex alcalde Pasqual Maragall, será el candidato de ERC a las próximas municipales

Barcelona, 20 de septiembre de 2018 (20:59 CET)

Ernest Maragall, de 75 años de edad, será el candidato de ERC a las próximas elecciones municipales y el encargado de intentar desbancar a Ada Colau. El actual líder municipal de Esquerra, Alfred Bosch, ha cedido paso al ahora consejero de Acción Exterior de la Generalitat con el propósito de que el maragallismo resucite en Barcelona de la mano del partido republicano.

Ernest Maragall fue el lugarteniente de su hermano Pasqual cuando este era alcalde del Ayuntamiento de Barcelona. Trabajó 34 años para esta corporación municipal, primero como técnico y, posteriormente, como concejal del PSC (1995-2004). Después de abandonar a los socialistas se situó en la órbita de ERC.

Bosch se proclamó candidato de ERC a la alcaldía en las primarias celebradas el 10 de marzo pasado, en las que fue el único que se presentó. Sin embargo, está dispuesto a ceder el puesto a Maragall sin presentar batalla.

ERC ha convocado una asamblea y una reunión de la ejecutiva del partido en la ciudad de Barcelona para este viernes. Previsiblemente, Bosch comunicará que da un paso un lado. Eso no significa que no vaya a la lista de las municipales, sino sencillamente que no ocupará el primer lugar.

Bosch se reunió con Junqueras

El miércoles se reunieron Bosch y Maragall con otros dirigentes republicanos. Sin embargo, el relevo ya estaba prácticamente decidido antes de ese encuentro. Bosch se reunió hace unos días con el líder de su partido, Oriol Junqueras, en la cárcel de Lledoners. Junqueras siempre ha avalado a Bosch, pero, en esta ocasión, consideraría oportuno jugar la carta de Maragall.

Según los estrategas republicanos, Maragall arrastraría más voto que Bosch. La posible candidatura del ahora consejero se barajaba desde hace semanas, pero en el entono de Bosch siempre se había negado.

La operación de Ernest Maragall desbarataría en buena parte la estrategia de Manuel Valls, que ha contactado con antiguos colaboradores del exalcalde Pasqual Maragall para formar su posible futuro de campaña de las municipales. Con un miembro de la familia Maragall como alcaldable, a Valls y a los otros candidatos se les complica reivindicarse como herederos del maragallismo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad