Errejón e Iglesias, en el Congreso, en una imagen de archivo. EFE/Ballesteros
stop

El exnúmero dos de Podemos no descarta que en unas futuras elecciones generales pueda concurrir él mismo en una nueva lista

Madrid, 15 de julio de 2019 (11:27 CET)

El líder de Más Madrid, Íñigo Errejón, quita importancia a los rumores que apuntan a la creación de un partido nacional. Sin embargo, ante la posibilidad de concurrir con su propio partido nacional en unas nuevas elecciones generales -en noviembre o en 2023-  matiza: "En política he aprendido a no descartar casi nada". Se abre así la puerta a su vuelta al tablero nacional para competir contra Pablo Iglesias como dirigente de una nueva fuerza progresista. 

En una entrevista con el periódico El Mundo, Errejón critica que "los rumores sobre la posible extensión de Más Madrid más allá de los límites de su propio nombre obedecen fundamentalmente a los nervios de quienes están negociando la investidura". No obstante, admite que hay espacio para que fuerzas progresistas "no sectarias" saquen buenos resultados. 

Sobre su posible regreso a la política nacional, Errejón se limita a reivindicar a Más Madrid como una fuerza política madrileña, pero no descarta que en unas futuras elecciones generales pueda concurrir él mismo en una nueva lista. "En política he aprendido a no descartar casi nada. Pero no estamos en eso sino en construir Más Madrid. Que eso luego sirva de inspiración para otros lugares nos alegraría, pero los tiempos de la política y los de la actualidad no son los mismos", asegura. 

Asimismo, defiende sus vínculos con formaciones como Equo, Compromís, los 'comunes' o los anticapitalistas andaluces y argumenta que estas formaciones están haciendo "un camino" en sus respectivos territorios, igual que Más Madrid, y eso demuestra que "hay posibilidad de que fuerzas progresistas transversales, amplias, no sectarias, con más vocación de innovación que de melancolía saquen buenos resultados". 

A modo de autocrítica, Errejón admite que "un 15 % en Madrid es humilde pero no está mal" y ha lamentado no haber logrado los objetivos en el Ayuntamiento y la Comunidad.

Critica la fallida negociación de Iglesias y Sánchez

El exnúmero dos de Podemos expresa su deseo de que las fuerzas políticas "lleguen a un acuerdo" para la investidura de Pedro Sánchez "sin dejarse los deberes para septiembre".En este sentido, critica que tanto Sánchez como Iglesias "están entrando en un camino peligroso en el que la confianza se va mermando cada día más".

Les acusa, además, de que su único objetivo es ganar al contrario el relato de la negociación, en lugar de consensuar lo mejor para el país. "La desconfianza es una autovía exprés hacia la repetición de elecciones" sentencia. 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad