Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, lograrían mayoría si se repiten las elecciones en noviembre. EFE/Archivo

Sánchez maniobra para desautorizar la consulta de Podemos a sus bases

stop

El PSOE reunirá a la ejecutiva del jueves para valorar el pacto con Podemos, aumentando la presión sobre Iglesias para que se moje sobre el acuerdo

Madrid, 15 de julio de 2019 (09:46 CET)

El PSOE continúa moviéndose para conseguir invalidar la consulta a las bases que ha lanzado Podemos, con la que pretende determinar si apoyará o no la investidura de Pedro Sánchez la próxima semana. Carmen Calvo, La vicepresidenta del Gobierno en funciones, ha adelantado que este jueves se reunirá la ejecutiva del PSOE para valorar si modifica la propuesta de acuerdo a la formación liderada por Pablo Iglesias, en tanto que Sánchez trabaja en un plan BJusto ese día finaliza la consulta a las bases lanzado por los podemitas.

Desde el pasado viernes, Podemos tiene en marcha una consulta para saber si los miembros del partido apoyan o no que la formación respalde la candidatura a la presidencia de Pedro Sánchez. Sin embargo, alguna posible medida nueva, adoptada por la ejecutiva, podría dejar el voto invalidado, y obligar a Pablo Iglesias a adoptar una decisión de forma ejecutiva.

Los socialistas han reprochado que se recurriera a esta vía para adoptar una decisión de gobierno; sin que la ejecutiva del partido morado tuviera que pronunciarse, ni posicionarse de cara al electorado.

Iglesias se encuentra en medio de la encrucijada de apoyar o no a Pedro Sánchez y jugarse un peor resultado en unas elecciones a la vuelta del verano, que podría saldarse con la incorporación de nuevos partidos al circo político, como otra formación de izquierdas liderada por Íñigo Errejón. Podemos está buscando contar un algunas carteras ministeriales, pero Sánchez sólo está dispuesto a que participaran en la elección de ministros independientes y a evitar que formen parte activa del Ejecutivo. 

El debate entre ambos ha estado en la creación de un gobierno de coalición; algo que el PSOE rechaza. El peso de Podemos no es lo suficientemente fuerte como para consolidar un gobierno y para lograr mayorías absolutas, Pedro Sánchez todavía necesitaría del apoyo de los partidos independentistas.

El PSOE y dos posturas enfrentadas

El propio partido socialista también tiene dudas sobre qué decisión adoptar finalmente. El pasado viernes, Carmen Calvo adelantaba en una entrevista en la SER que lo único importante era que Pedro Sánchez fuera presidente, lo que se interpretó como un movimiento a favor de que Podemos formara parte del Ejecutivo. Sin embargo, durante la rueda de prensa posterior al consejo de ministros, el gobierno volvió a su oferta de "gobierno de colaboración", en la que Podemos sólo podría nombrar ministros independientes y no participar en el gobierno.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad