Esta es la extraña estrategia del epidemiólogo sueco que rechaza el uso de mascarillas

Esta es la extraña estrategia del epidemiólogo sueco que rechaza el uso de mascarillas

stop

Mientras expertos como la viróloga Margarita del Val defienden el uso de las mascarillas, el responsable de la Covid en Suecia, Anfers Tegnell, las rechaza

21 de noviembre de 2020 (20:01 CET)

Mientras para algunos expertos las mascarillas son el elemento principal para frenar el coronavirus, para otros, aunque sorprenda, son totalmente irrelevantes. Este es el caso del epidemiólogo jefe de la Agencia de Salud Pública de Suecia, Anders Tegnell, quien ha asegurado que, en lo que llevamos de pandemia, no ha observado ninguna investigación a favor del uso de este producto considerado bien de primera necesidad en la mayor parte del mundo. De hecho, lo descarta.

"Es fascinante los pocos estudios que hay sobre esto. Y si nos fijamos en los países con reglas estrictas para el uso de mascarillas, es difícil ver que les haya ido bien", señaló en una entrevista con Reuters pese a las continuas recomendaciones del Centro Europeo para el Control de Enfermedades que indican que es necesario cubrirse la boca y la nariz para evitar los contagios.

"Si nos fijamos en los países con reglas estrictas para el uso de mascarillas, es difícil ver que les haya ido bien”

Pero Suecia ha optado por seguir una estrategia poco habitual y se mantiene firme en ella: medidas voluntarias -como por ejemplo, trabajar desde casa quienes así lo deseen- y nada de bloqueos y restricciones. Y, pese a que la enfermedad ya ha acabado con la vida de más de 6.000 personas en el país, las autoridades no tienen ninguna intención de cambiar su método.

Anders Tegnell, epidemiólogo y jefe de la Agencia de Salud Pública de Suecia, vaticina un año y medio para el fin de la pandemia. EFE

Tegnell recibe amenazas de muerte por su gestión

"No, seguiremos por este camino", aseveró Tegnell, quien incluso ha recibido amenazas de muerte por su gestión que, a vista de muchos, es imprudente. "Así es como trabajamos en Suecia. Tenemos un gran entendimiento de esto y un gran cumplimiento de las reglas", apuntó.

A diferencia del resto de países, Suecia no ha cerrado ni colegios, ni bares, ni restaurantes ni ningún tipo de comercio durante estos meses. Y es que confía en el comportamiento individual de sus propios ciudadanos, en que mantengan una buena higiene, salgan de casa solo lo justo y necesario y eviten el transporte público y las aglomeraciones.

"Así es como trabajamos en Suecia. Tenemos un gran entendimiento de esto y un gran cumplimiento de las reglas"

Las políticas de Tegnell son el foco de todos los debates en Suecia. Reciben críticas, pero también elogios hasta el punto de que, según informa el citado medio, por las calles de Estocolmo se pueden encontrar camisetas con la frase "En Tegnell confiamos" serigrafiada. Incluso los más fanáticos se la han tatuado.

Una imagen de ciudadanos paseando por la ciudad sueca de Malmo. EFE/EPA/Johan Nilsson/TT

Aunque la tasa de mortalidad per cápita de Suecia es más baja que la existente en España o el Reino Unido, es más de diez veces mayor que su vecina Noruega y casi cinco veces mayor que la de Dinamarca.

Los expertos piden al Gobierno sueco que imponga mayores restricciones

En este contexto, un total de 27 científicos y médicos suecos publicaron una carta en el diario Aftonbladet advirtiendo que el país estaba en peligro de volver a lo peor de la primera ola de la pandemia, cuando en primavera los casos positivos llenaban los hospitales y las UCIs. Por lo tanto, pidieron al Gobierno que reculara e impusiera restricciones más estrictas.

"La mayoría de los países ahora están tratando de hacerlo un poco más como lo hemos hecho en Suecia"

Sin embargo, Tegnell restó importancia a las críticas de los expertos y negó que fueran necesarios mayores bloqueos como los que se han producido de forma generalizada en Europa. "La mayoría de los países ahora están tratando de hacerlo un poco más como lo hemos hecho en Suecia", justificó. "Casi nadie está cerrando escuelas ahora, por ejemplo”, concluyó.

La estrategia de Suecia es la contraria a la que plantea Margarita del Val

Las declaraciones que ha realizado a lo largo de los últimos meses la viróloga Margarita del Val, conocida por poner en jaque las políticas de Pedro Sánchez, muestran ideas totalmente contrarias a las defendidas por el responsable sueco en la gestión de la pandemia.

La investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) aseguró que la mascarilla nos acompañaría en la nueva normalidad hasta, al menos, el año 2022. "Es posible que la mascarilla la tengamos que llevar bastante tiempo, al menos dos años", explicó la renombrada científica en una entrevista publicada por el diario AS.

Margarita del Val./ EFE

En este sentido, el director de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, Robert Redfield, defendió que este producto era “la herramienta de salud pública más poderosa”.

"Incluso podría ir tan lejos como para decir que esta mascarilla tiene más garantías de protegerme contra la Covid-19 que administrarme una vacuna”, aseguró Redfield.

Y añadió mientras sostenía una mascarilla quirúrgica: “Si no obtengo una respuesta inmune, la vacuna no me protegerá, pero esta mascarilla sí lo hará”, apuntó como crítica a los estadounidenses, especialmente a los jóvenes estadounidenses, quienes no han aceptado el uso de este objeto.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus Rebrotes
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad