ETA mostró las armas a los verificadores, pero volvió a llevárselas

stop

Los miembros de la comisión internacional sostienen ante la Audiencia Nacional que hay una "oportunidad" de paz

Miembros de la comisión de verificación internacional a su llegada a la Audiencia Nacional | E.P.

23 de febrero de 2014 (13:49 CET)

Los dos miembros de la banda terrorista ETA que mostraron las armas a los miembros de la Comisión Internacional de Verificación (CIV) volvieron a llevárselas tras enseñarlas. Así lo han declarado tres de los verificadores la mañana de este domingo ante en el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno.

Los dos etarras, que prometiron a los verificadores no hacer uso del material mostrado, enseñaron el pequeño arsenal en un piso de la localidad francesa de Toulouse. Tras grabar las imágenes que se difundieron el pasado viernes, recogieron las pistolas, el fusil y el explosivo expuesto y lo guardaron en una caja de cartón que se llevaron de la vivienda.

"Oportunidad auténtica de paz"

El portavoz del CIV aseguró este domingo, tras la declaración de tres de sus miembros en la Audiencia Nacional, que quieren ser “transparentes” y “colaborar” con la Justicia. “Creemos que existe una oportunidad auténtica para la paz”, aseguró.

"Estamos aquí hoy porque queremos ser transparentes y hemos colaborado con el juez Ismael Moreno. Estamos trabajando para la consolidación de la paz y la coexistencia en el País Vasco. Desde que se declaró de forma unilateral el alto el fuego permanente y verificable, ETA ha mantenido el cese de la actividad armada y cumplido con sus compromisos. Ahora es tiempo de sellar las armas y ponerlas fuera de uso", indicó Ram Manikkalingam, uno de los verificadores que declaró.

"Somos profesionales con experiencia y creemos que tenemos una auténtica oportunidad para la paz. Siempre hemos trabajado con el respaldo de una mayoría", concluyó tras la declaración.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad