Gay de Liébana carga contra el Gobierno por subir las cotizaciones sociales

stop

FUTURO ECONÓMICO

El economista Josep Maria Gay de Liébana./ED

18 de enero de 2014 (20:25 CET)

Las decisiones del Gobierno no dejan de sorprender a los expertos y a los agentes económicos y sociales. La última, la subida de las cotizaciones sociales, integrando en la base de cotización conceptos que estaban excluidos, como los vales de comida, los pluses de transporte o los cheques guardería, ha escandalizado a las patronales. Pero también a economistas que piden todo lo contrario para poder descargar a las clases medias, a empresarios y ciudadanos, de la carga impositiva.

Uno de ellos es Josep Maria Gay de Liébana, que califica de critica al Gobierno por la falta de consenso y por tomar decisiones “con nocturnidad y alevosía, y con una falta de fair play total”.

Gay de Liébana, en una entrevista en el programa Converses, de la Cadena Cope, ha arremetido contra el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y, en general, contra todo el Gobierno de Mariano Rajoy, por “prometer unas cosas y hacer todo lo contrario, demostrando que no juega limpio”. A su juicio, el Ejecutivo español no puede aprobar una medida como la eliminación de los salarios en especie, haciendo que coticen, en plenas Navidades, y a través de un decreto ley “que no deja un espacio para los grupos parlamentarios en las Cortes”.

Aumentar ingresos como sea


Para Gay de Liébana esas medidas las toma el Gobierno con el objeto de “aumentar los ingresos como sea, porque ha visto que están estancados, en unos 384.000 millones”. Y que los gastos, unos 450.000 millones, siguen subiendo. Es decir, que para este economista el Ejecutivo sigue atrapado, ni ingresa ni recorta lo suficiente. Y que toma decisiones como la subida de las cotizaciones sociales, cuando debería impulsar medidas para solucionar el gran problema de España: “Se ha pasado de 19 millones de cotizantes a 16 millones, en pocos años, y eso es lo que hay que modificar, que más personas trabajen, ese debe ser el primer objetivo”, según Gay de Liébana, que critica a Montoro “por mirar sólo a muy corto plazo”.

Lo que está ocurriendo es que “la clase media está en peligro de desaparición”, y, lejos de “mimarla” se la está “castigando continuamente”.

Los vales de comida en los polígonos


Esa es también la visión de otros expertos, como David Taguas, de la Universidad Camilo José Cela, y ex jefe de la oficina económica del ex presidente Zapatero, que viene defendiendo desde hace meses, con gran convicción, que la solución en estos momentos debe ser un descenso de la carga impositiva que pueda incentivar el consumo interno.

Taguas lo recordó en las últimas jornadas económicas de S’agaró. Pero ve paralizado al Gobierno, y, en concreto a Montoro, que, al margen de las promesas, sigue subiendo impuestos, como las cotizaciones sociales.

“Lo que puede provocar Montoro, con la medida, por ejemplo, que afecta a los vales de comida de los restaurantes, es el cierre de muchos establecimientos, los de polígonos de trabajadores, que ocupan a muchas personas, que se basan en gran medida en esos vales que les entregan sus clientes”, asegura Gay de Liébana, que critica también a la ministra Fátima Báñez, quien ha asegurado que sean las empresas, con sus beneficios, las que paguen esos vales de comida u otros beneficios para los trabajadores.

Deuda perpetua

El problema, como ha observado también David Taguas, es la deuda privada y pública de España. Una de las soluciones que se plantean sobre la mesa de forma periódica, pasa por quitas de deuda. Gay de Liébana asegura que se podría pedir a las instituciones europeas aplazar la deuda, no tanto una quita, como un aplazamiento “de la deuda perpetua”, a muy largo plazo, que diera un respiro a España para poder crecer con fuerza.

La posición de Taguas, o de Gay de Liébana coincide con las quejas que han expresado las patronales, como la CEOE, que ha anunciado que se movilizará para frenar al Gobierno por su decisión de subir las cotizaciones sociales. También Pimec ha mostrado su rechazo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad