Grecia acepta el paquete de reformas para su segundo rescate

stop

El Gobierno del país heleno y sus acreedores acuerdan el paquete de medidas que esperan cerrar antes del verano

Economía Digital

El primer ministro griego, Alexis Tsipras y la cancillera alemana Angela Merkel, en la cumbre de la UE en Bratislava
El primer ministro griego, Alexis Tsipras y la cancillera alemana Angela Merkel, en la cumbre de la UE en Bratislava

Barcelona, 07 de abril de 2017 (19:06 CET)

El fantasma griego se desvanece. Grecia y sus acreedores han alcanzado un acuerdo este viernes sobre el paquete de reformas que el Gobierno heleno deberá aplicar durante el 2019 y 2020. Las medidas contemplan ajustes equivalentes al 2% del PIB entre los dos años estipulados. Para ello, fijarán la senda fiscal que debe seguir el país si quiere conseguir un alivio de su deuda.

Este anuncio llega después de que diferentes representantes del Ejecutivo se hayan reunido con las instituciones involucradas en el programa. Los organismos que han asistido a la reunión son la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, el Mecanismo Europeo de Estabilidad y el Fondo Monetario Internacional.  

Al respecto, el ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, confía en que el acuerdo esté cerrado antes del verano. "El sentimiento de urgencia es compartido por todos", dijo Tsakalotos en una rueda del prensa al término de la reunión. "Hay muy pocos actores, si es que hay alguno, que quieran una nueva crisis griega y todo el mundo está centrado en un acuerdo general para poner a Grecia de nuevo en la buena dirección", dijo el ministro.

Rescate Grecia: el FMI todavía no tiene decidido si se va a incorporar al acuerdo definitivo

Estos asuntos están intrínsecamente ligados, ya que de las estimaciones fiscales dependerá, en buena medida, el análisis de sostenibilidad de la deuda del país. Los términos provocarán, entre otras cosas, que el Fondo Monetario Internacional (FMI) decida si participa financieramente en el rescate. Hasta el momento, su portavoz Gerry Rice ha afirmado que en las últimas semanas "ha habido importantes progresos en las semanas recientes". Rice ha recalcado que todavía se mantienen "una serie de cuestiones políticas", pero que se está "en un punto donde creemos que hay buenas perspectivas para concluir con éxito las discusiones durante la próxima misión a Atenas". 

Posiblemente, el apoyo o no del FMI dependerá de temas pendientes como la reforma laboral. El ajuste del mercado sigue siendo el principal problema ya que, el primer ministro, Alexis Tsipras, no está dispuesto a modificar ningún aspecto. Precisamente aquí el FMI se mantiene férreo en su postura. El organismo exige elevar las posibilidades para los despidos colectivos, limitar el derecho a huelga y rechazar la vuelta a los convenios sectoriales. 

El Eurogrupo da luz verde

La postura de Bruselas es más firme. El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, se mostró optimista sobre el acuerdo y precisó detalles de los paquetes de medidas. El primero se aplicará en 2019 y se centrará, sobre todo, en la reforma de las pensiones, mientras que el segundo se implementará en 2020. Este último plan abordará cambios relativos al impuesto sobre la renta de las personas físicas.

Al mismo tiempo, Dijsselbloem dio posibilidad a acelerar los planes. La idea del dirigente europeo es celebrar un consejo extraordinario de ministros de la eurozona. Esta cumbre debería producirse antes del 22 de mayo, fecha de la próxima reunión oficial.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad