Iceta se ofrece para gobernar con una alternativa amplia a la lista de Mas

stop

ELECCIONES CATALANAS

Miquel Iceta y Ángel Gabilondo, en un desayuno en Madrid

Barcelona, 04 de septiembre de 2015 (12:33 CET)

Los socialistas catalanes están atrapados. Llevan tres años ninguneados en Cataluña, y han sufrido una disidencia interna, de dirigentes que se acercaron al independentismo, y ahora forman parte de la lista de Junts pel Si, en la que figura Artur Mas de número cuatro. Miquel Iceta, que mantiene a flote el partido, no quiere saber nada de frentes antiindependentistas antes de hora. El día que tiene marcado en su agenda es el 28 de septiembre. Y partir de ahí tratará de jugar políticamente sus cartas.

En Madrid, con la asistencia de una buena parte del poder territorial del PSOE, y con la presentación de Ángel Gabilondo, el portavoz socialista en el parlamento de la Comunidad de Madrid, el primer secretario del PSC se ha ofrecido para gobernar con una alternativa amplia a la lista de Mas.


En función del peso electoral

No ha obviado el momento tan complicado en la política catalana y española, y ha diseccionado el problema de fondo. "Han coincidido un presidente de la Generalitat inconsciente y aventurero que no ha dudado en dividir la sociedad catalana para continuar en el poder a toda costa, y un presidente del Gobierno de España definido por la inacción", ha asegurado.

¿La salida ante un bloqueo político, en el caso de que la lista de Mas no logre la mayoría absoluta, o en el caso de que necesite los votos de la CUP (Candidatura de Unidad Popular, izquierda independentista y antisistema). Iceta estará ahí, al margen del peso que consiga su partido.

"Estoy hablando de un bloque amplio", ha afirmado, con la idea de liderar, si es necesario, o de apuntalar un bloque que sea alternativa al independentismo. Tras señalar con convicción que "la hoja de ruta de Mas representa una amenaza de una naturaleza y una gravedad sin precedentes", Iceta ha rechazado constituir, antes de las elecciones, una especie de frente del no, lo que daría carta de naturaleza al intento de Mas de convertir las elecciones autonómicas en un plebiscito sobre la independencia.


Un acuerdo "con demócratas y tolerantes"

La idea de Iceta, de forma preferente, es contar con "las candidaturas progresistas", como Catalunya Sí que es pot, que integra a Podemos, pero se ha mostrado dispuesto a colaborar con el PP y Ciudadanos, y con Unió --partido con el que mantiene una relación fluida-- con aquellos que "sean demócratas y tolerantes". Para Iceta, por tanto, es inútil trazar estrategias antes de ahora, antes de conocer el peso de cada uno, algo que sólo se podrá evidenciar en la noche del 27S, para buscar acuerdos y un gobierno estable a partir del 28 de septiembre.

Según el líder del PSC, "en Cataluña sobra talento para constituir un Gobierno, aunque lamentablemente no está en el Ejecutivo actual", y, si es preciso, está "dispuesto a ser presidente" si su candidatura "sirve para salir del lío".

Aunque el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, no estaba en el acto, organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid, --regresa de una gira por Latinoamérica-- Iceta ha contado con buena parte del poder del PSOE, con la presencia de Alfredo Pérez Rubalcaba, Emiliano García Page, Antonio Hernando, Javier Fernández, o la ex ministra Elena Salgado.

Iceta ha dejado claro que apostará en la campaña electoral por Pedro Sánchez, que asistirá a diferentes actos, y con Felipe González, a quien ha invitado para que esté presente, al menos, en dos ocasiones. Todo está, para Iceta, en función de un proyecto global para el conjunto de España, que debe pasar necesariamente por un proyecto federal.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad