El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias

Iglesias deja en vía muerta la investidura de Sánchez en julio

stop

Pablo Iglesias descarta votar a favor de la investidura de Pedro Sánchez en la sesión del próximo julio aunque no descarta hacerlo después de vacaciones

Barcelona, 26 de junio de 2019 (11:40 CET)

 

Pablo Iglesias dejó entrever que votará en contra de la investidura de Pedro Sánchez en la sesión que convocará este julio. No obstante, no descarta que el acuerdo se produzca entre el PSOE y Unidas Podemos se alcance en dos meses y medio, justo después de las vacaciones.

Iglesias aseguró este miércoles, tras su reunión que mantuvo con Sánchez un día antes en la Moncloa, que el acuerdo de gobierno de coalición "está más cerca de lo que puede parecer".

Durante la inauguración de unas jornadas en el Congreso sobre los servicios públicos, Iglesias señaló que "la preocupación que tienen algunos" es un elemento "revelador" de lo cerca que está el acuerdo. No obstante, no descartó que deban esperar dos meses y medio para concretarlo.

Con su alusión a una posible espera de dos meses y medio, Iglesias da por hecho que su voto en la investidura que Sánchez convocará este mes de julio será en contra. Así se lo trasladó en la reunión del martes en la Moncloa.

"Tenemos muy claro para lo que estamos aquí y solo vamos a creer en las garantías", dijo tras recalcar que la "única garantía" de mejorar los servicios públicos es un acuerdo integral de “gobierno de coalición” con un programa progresista.

“Ni mentiras ni promesas”

Iglesias insistió en que Podemos no está para "creer mentiras ni promesas" y que por eso advirtió al presidente en funciones que su grupo se moverá "a partir de las garantías" y para él la única válida es un gobierno de coalición.

El líder morado exige que su formación cuente con ministros e, incluso, con un vicepresidente en el próximo gobierno. No obstante, Sánchez solo le ofrece puestos por debajo de secretario de Estado.

Recordó a Sánchez que tiene dos opciones: "el plan A", que es un acuerdo con la derecha y "doblar el brazo a Albert Rivera" o “el B”, que es un gobierno de coalición con Unidas Podemos. Y se mostró convencido de que el acuerdo con la derecha "no lo va a conseguir".

Iglesias hizo estas declaraciones tras reunirse el martes durante una hora con en La Moncloa con Sánchez. La entrevista terminó en desencuentro porque, aunque ambos quieren un gobierno de izquierdas, Iglesias no renuncia a una coalición y Sánchez no quiere en su gabinete ministros de la formación morada.

Si en sus tres reuniones anteriores la colaboración y la voluntad de entendimiento se antepusieron a las discrepancias, el martes ya no hubo paños calientes. Ambos partidos mostraron abiertamente que sus líderes están muy lejos de un acuerdo que facilite a Sánchez la investidura el próximo julio.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad