Jordi Sànchez reta a Liz Castro a sumar una mayoría en la ANC

stop

Oficialistas y críticos tienen sus tapados para intentar desbloquear la negociación

Jordi Sànchez, presidente de la ANC

Barcelona, 21 de mayo de 2016 (01:00 CET)

El secretariado de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) se reúne hoy en Ripoll (Girona) para decidir quién será su presidente, pero la elección no se presenta nada fácil porque el empate entre oficialistas y críticos bloquea la negociación.

En principio, ningún candidato reúne los 52 votos necesarios, equivalentes a dos tercios de los 77 miembros del secretariado, para proclamarse presidente.

La candidata de los críticos, la escritora de origen norteamericano Liz Castro, la más votada en la elección de la semana pasada para formar el secretariado, parte con ventaja, con más apoyos, pero lejos de la mayoría calificada que le daría la presidencia. Fuentes internas apuntan que le faltaría una docena de votos para alcanzar los 52.

Jordi Sánchez cede la iniciativa

Jordi Sànchez, el actual presidente y candidato del sector oficial, ha cedido la iniciativa a Liz Castro para que intente aglutinar la mayoría de dos tercios del secretariado. Si Castro fracasa, Sánchez puede tener su oportunidad.

Desde el entorno de Sánchez se subraya que, efectivamente, Castro ha sido la más votada en las elecciones del secretariado, pero no la candidata que concentra más consenso.

Los dos principales candidatos se pueden anular

La situación de bloqueo puede dejar fuera del combate a los dos principales candidatos, el oficialista Sànchez y la crítica Castro, para dar paso a otros candidatos alternativos que puedan reunir la mayoría necesaria.

Desde antes de iniciarse el proceso electoral se ha especulado con las posibilidades de Quim Torra, ex presidente de Òmnium Cultural, y de Antoni Baños, ex diputado de la CUP, ambos del sector crítico. Todos los candidatos en liza evitan formular declaraciones en público sobre el proceso de la ANC.

Las fuentes consultadas indican que críticos y oficialistas tienen sus "tapados", pero que, si continúa el bloqueo, deberán buscar una figura que genere menos rechazo entre los dos sectores.

Algunos apuntan el nombre de la economista Clara Ponsatí, que figuró como suplente en la lista de Junts pel Sí. No obstante, estas fuentes aseguran que hay otros nombres que se mantienen en secreto para no "quemarlos".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad