Josep Piqué, en una imagen de archivo. | EFE

Josep Piqué está a un paso de la vicepresidencia económica del Gobierno

stop

Piqué debe sortear a Sáenz de Santamaría para volver al Gobierno como vicepresidente y nuevo estratega sobre Cataluña

Madrid, 06 de febrero de 2018 (04:55 CET)

Josep Piqué está a sólo un paso de regresar al gobierno español. El empresario catalán sería nombrado por el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, según ha podido contrastar Economía Digital, vicepresidente segundo del Gobierno, ministro de economía y… nuevo estratega para liderar la respuesta de la Moncloa al persistente desafío catalán.

Sólo Soraya Sáenz de Santamaría se opone al nombramiento. La número dos del Consejo de Ministros habría pedido a su jefe que Piqué tenga únicamente rango de ministro.

La sustitución de Luis de Guindos, que probablemente será propuesto esta semana como candidato español a la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE), implica, por tanto, una lectura de calado: está a prueba la ascendencia de Sáenz de Santamaría sobre Rajoy tras la gestión, en particular, del 1 de octubre y de la crisis catalana en general.

El presidente del Gobierno le encargó al inicio de esta legislatura alcanzar una solución legal. Se puso en marcha la fallida y denominada “operación diálogo”, que ya costó el puesto a Jorge Moragas.

Tras las elecciones del 21 de diciembre (21-D) en Cataluña, los contactos de Rajoy y Piqué se han reactivado. El fracaso del Partido Popular catalán, que ni siquiera logró grupo parlamentario, fue la cumbre de la montaña de torpezas políticas que, a juicio del presidente español, se han cometido por sus colaboradores en lo relativo al escenario catalán.

El jefe del Consejo de Ministros busca nuevos estrategas que, además, cuenten con “buena imagen” en la sociedad catalana.

Génova reclama cambios en el Ejecutivo que ayuden a frenar el crecimiento de la formación de Albert Rivera

El PP exige cambios

Piqué encaja en el perfil que pretende Rajoy. Las aspiraciones de De Guindos a ser la nueva mano derecha de Mario Draghi representan la excusa perfecta para desencadenar una crisis de gobierno inminente y venderla a la opinión pública dentro de un mínimo marco de estabilidad gubernamental. Rajoy se lo debe al partido, indican fuentes del PP.

Las últimas encuestas, incluida la del CIS, exponen cómo Ciudadanos se come el terreno de los populares. En sus cuarteles de la madrileña calle de Génova, exigen cambios en el Ejecutivo que ayuden a frenar el crecimiento de la formación de Albert Rivera.

La confirmación de Piqué sería vista como la prueba evidente del próximo ostracismo al que se guiará a la vicepresidenta. Aunque conservará sus responsabilidades ejecutivas, dejaría de ser la principal asesora de Rajoy en materia catalana y probablemente en otros asuntos de calado político.

La oposición interna, encabezada por la ministra de defensa, María Dolores de Cospedal, tomará buena nota de lo que suceda en las próximas horas para calibrar la erosión de Saénz de Santamaría.

El actual ministro de economía tiene su propio candidato: Íñigo Fernández de Mesa 

Más candidatos

Consciente de ello, la vicepresidenta mueve hilos para frenar o matizar el nombramiento. Ha propuesto como sustituto de De Guindos al hermano del ministro de energía, Álvaro Nadal. Alberto, gemelo de Álvaro y actual secretario de Estado de presupuestos, lima las aristas que su hermano idéntico cultiva.

La relación de Álvaro, por ejemplo, con la ministra de empleo, Fátima Báñez, es manifiestamente mejorable. Estas y otras diferencias le atarían, por ahora, a Energía mientras que el talante de Alberto supone, en este caso, una posibilidad de ascenso.

El actual ministro de economía tiene su propio candidato. Íñigo Fernández de Mesa es de la plena confianza de De Guindos. Hoy por hoy trabaja en banca de inversión, pero estaría dispuesto a regresar al Gobierno. Ya fue número dos del ministerio.

Cristóbal Montoro sobrevuela sin inmiscuirse demasiado, pero habría apoyado discretamente a Alberto Nadal ante Rajoy. El titular de Hacienda intenta mantener una posición equilibrada frente a Sáenz de Santamaría y Piqué (por si acaso).

Xavier García Albiol tendría los meses contados como líder del PP catalán

El futuro del PP catalán

Los cambios podrían precipitarse a partir del miércoles. Piqué dejaría su trabajo como consejero de diferentes empresas y abriría una nueva etapa política que, en unos años, podría devolverle, incluso, a la presidencia del Partido Popular catalán.

Xavier García Albiol tendría los meses contados como líder de la formación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad