Esquerra quiere ir al 21-D con una lista propia, con Junqueras, y no ve la lista unitaria que le propone el Pdecat, que ha elegido a Puigdemont como candidato. EFE/QG

Junqueras empuja a Puigdemont a la DUI y a la resistencia ante el 155

stop

Junqueras esquiva la posibilidad de gobernar y presiona para declarar la “república catalana” y resistir ante el 155 aunque se llegue al caos

Manel Manchón

Economía Digital

Esquerra quiere ir al 21-D con una lista propia, con Junqueras, y no ve la lista unitaria que le propone el Pdecat, que ha elegido a Puigdemont como candidato. EFE/QG

Barcelona, 23 de octubre de 2017 (04:55 CET)

Presiones en todas direcciones. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, dispone de unos pocos días para evitar que se aplique el artículo 155 de la Constitución. Quien presiona con contundencia para que no convoque elecciones, y que, en cambio, declare la “república catalana”, para resistir el 155, es Oriol Junqueras. El líder de ERC, a pesar de tratar de moderar a su partido en las últimas semanas, ha optado por ir hasta el final, aunque se llegue al caos.

Puigdemont ha pedido comparecer en un pleno en el Parlament para decidir cómo afronta la cámara parlamentaria la aplicación del 155. La junta de portavoces decidirá este lunes la fecha del pleno, que, según fuentes de Junts pel Sí, será el viernes, para que coincida con el pleno del Senado, que aprobará la aplicación del 155. En ese pleno en el Parlament, Esquerra quiere que se declare “la república catalana”, y en diferentes foros soberanistas ya se prepara una gran movilización para la noche del viernes, para “defender la república” y hacer frente al 155.

Los foros soberanistas calientan el ambiente y preparan una movilización en las calles el viernes por la noche

Junqueras se ha decantado por las tesis numantinas de algunos miembros republicanos que forman parte del llamado “estado mayor” que asesora a Puigdemont, como Xavier Vendrell y Oriol Soler, a pesar de que era la promesa en la que habia confiando el empresariado catalán y parte del Gobierno español. También la secretaria general de Esquerra, Marta Rovira, está en esas tesis. Junqueras, precisamente, acordó con Puigdemont la declaración de independencia que se suspendió a los ocho segundos de formularla en el Parlament, el pasado 10 de octubre, ante el enojo de Rovira.

Pero ahora, tras el anuncio de las medidas del Gobierno, a través del 155, que pasan por sustituir al propio presidente y a todos los consejeros, Junqueras quiere jugar fuerte, y aprovechar “la grieta” que se abre en el estado español. Y es que los republicanos creen que el Gobierno no podrá hacer efectivo el 155, y que se puede abrir una crisis de estado en toda España. Y eso a pesar de que en unas elecciones, Esquerra ganaría con holgura. Este domingo El Periódico de Catalunya difundió una encuesta en la que Esquerra obtendría hasta 44 diputados, ganando las elecciones.

Puigdemont recibe la presión en la otra dirección por parte de la cúpula del Pdecat, y de Artur Mas, que le piden que convoque elecciones, que aproveche su potestad –todavía—de presidente y organice unas elecciones ‘constituyentes’ desde la Generalitat. El presidente catalán no ha tomado una decisión, pero se inclina por las tesis de Esquerra, que también son las de la CUP.

Turull no descarta que Puigdemont acuda al Senado pero no ve elecciones "sobre la mesa"

Quedan algunas posibilidades. El senado pondrá en marcha este martes la comisión para abordar el 155, con la recepción de alegaciones por parte del gobierno catalán. Puigdemont tendrá hasta el jueves para defender su posición, aunque puede enviar a otro miembro del Govern. En el Ejecutivo catalán se valora la posibilidad de que Puigdemont asista y aunque no pueda impedir la votación sobre el 155, sí difunda “al mundo” su idea sobre la “república catalana”, según el portavoz del Govern, Jordi Turull, quien también afirmó este domingo que la convocatoria electoral “no está sobre la mesa”.

La cuestión es que para una parte nuclear del independentismo todo encaja con el guión que se había establecido en los últimos años. Por ello es significativo el comentario del diputado de ERC, Joan Tardà, formulado en noviembre de 2012, en el programa de Pablo Iglesias, cuando asegura que la aplicación del 155 iría “de coña” al soberanismo.

Pues, cinco años después, ese es el punto al que se ha llegado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad