stop

El derecho penal no permite denunciar a una organización como Arran por los actos vandálicos, sino a individuos identificados

Barcelona, 04 de agosto de 2017 (14:54 CET)

“Los de Arran saben lo que hacen. Pueden reivindicar lo que quieran, porque no se les puede exigir responsabilidad penal”. Así precisa un abogado a Economía Digital las consecuencias jurídicas de la kale borroka contra el turismo en Barcelona y Palma: si no hay individuos identificados, no hay denuncia que valga.

“En el derecho penal, quien realiza los daños y actos vandálicos es un individuo, no el colectivo. La responsabilidad es de una persona física, por más que Arran o cualquier otra organización reivindique los hechos”, explica Ignasi Vives, abogado del despacho jurídico Sanahuja-Miranda.

Según Vives, un delito penal por daños puede acarrear una multa o una pena de prisión, pero esas penas se ejecutan sobre personas físicas, no sobre una entidad como una organización o un partido político.

El derecho penal establece multas o penas de prisión para personas, no para colectivos o asociaciones

El jueves de la semana pasada un grupo de jóvenes encapuchados frenaron un bus turístico cerca del Camp Nou, en Barcelona, le pincharon sus neumáticos y pintaron con graffitis el parabrisas delantero. El acto fue reivindicado por la organización Arran, plataforma juvenil de extrema izquierda vinculada con los ideales independentistas y antisistema de la CUP.

Días después, esta organización difundió un vídeo en el que mostraban cómo pinchaban los neumáticos de varias bicicletas que se alquilan a turistas. En tanto, en Palma de Mallorca miembros de esta plataforma provocaron un cuadro de confusión cuando en el puerto deportivo de esta ciudad prendieron bengalas y lanzaron confetis a los clientes de los restaurantes del lugar.

Kale borroka: la única alternativa de los damnificados es identificar a los autores de los ataques

Paz Vallés, del despacho de abogados penalistas Molins & Silva, precisó que la única alternativa que tienen los damnificados es identificar a los autores, ya sea por medio de filmaciones “o que los Mossos requieran a Arran que individualice a los atacantes, pero creo que no lo harán”, dijo.

Precisamente, los Mossos d’Esquadra investigan los vídeos subidos a redes sociales pero hasta ahora no han podido identificar a los autores.

Ignasi Vives tampoco cree que la vía civil pueda ser efectiva para que los damnificados puedan obtener justicia. “Sin identificación, ninguna compañía aseguradora cubre los daños, a menos que hayan firmado una póliza contra todo riesgo”.

Según este abogado, el caso es similar a los incidentes que ocurren cuando hay alguna manifestación, en donde se rompen escaparates o columnas de alumbrado. Se sabe qué entidad organizó la marcha, pero para la justicia, no es suficiente si no se conoce la identidad de los responsables.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad