La Asamblea Nacional Catalana promete que la imputación de Mas "no quedará sin respuesta"

stop

La resaca del 27S

Jordi Sànchez, presidente de la ANC

en Barcelona, 29 de septiembre de 2015 (12:12 CET)

La Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural han estado muy presentes en la campaña electoral. Organizaron la gran manifestación de la Diada. Y cuentan con sus dos ex presidentas, Carme Forcadell y Muriel Casals, respetivamente, como nuevas diputadas por la lista de Junts pel Sí.

También contribuyeron a la celebración del pseudo referéndum del 9 de noviembre del año pasado y ahora se "corresponsabilizan" de la organización de esa cita y se solidarizan con Artur Mas. "La imputación del president es un gesto del Estado contra una decisión democrática que no quedará sin respuesta", ha prometido este martes el presidente de la Asamblea, Jordi Sánchez.

Respuesta por concretar

No obstante, la entidad no ha concretado en qué consistirá esa respuesta a la imputación de Mas, podría ser una nueva manifestación u otro tipo de movilización, pero de momento no hay nada decidido.

Los presidentes de estas entidades Sánchez y Quim Torra, de Òmnium, también ha dejado claro que su apoyo a Mas no va más allá de la imputación. Mas quiere volver a ser presidente de la Generalitat, pero para eso necesita del respaldo de la CUP. El líder de la CUP, Antonio Baños, ha reiterado por activa y por pasiva que no hará presidente a Mas, pero que sí secundará a otra persona de su lista para catapultarlo a la presidencia.

"No apostamos por una u otra figura"

Sánchez y Torra no lucharán para que Mas mantenga el cargo. "No apostamos por una u otra figura", han dicho. Su único objetivo es iniciar el proceso hacia la creación de la nueva república catalana. Se sienten "legitimados" por los resultados del domingo y están convencidos de que "ya nada será igual", porque "se ha producido el punto de no retorno que acaba con el autonomismo".  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad