Rodrigo Rato, durante la salida a bolsa de Bankia que ha terminado en los tribunales. EFE/Archivo

La AN absuelve a Rodrigo Rato y todos los acusados del caso Bankia en plena fusión con Caixabank

stop

La sentencia considera que la operación contaba con la aprobación de los principales supervisores financieros

Madrid, 29 de septiembre de 2020 (10:25 CET)

La Audiencia Nacional ha decidido absolver a las 34 personas acusadas en el juicio por la polémica salida a bolsa de Bankia. Entre ellos, figura el que fuera vicepresidente del Gobierno de España, Rodrigo Rato, que dirigía entonces la entidad bancaria. 

La sentencia ha destacado que la operación bursátil contó con la aprobación de todos los supervisores financieros, mientras que en el juicio no se han logrado probar actos concretos que realizaran los acusados para vulnerar la ley, según ha publicado El País. 

La sala de lo penal ha tenido cuenta que la salida a bolsa del banco madrileño contaba con luz verde de entidades como el Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

En ese sentido, los magistrados han subrayado que el folleto con el que Bankia salió a bolsa contaba con una “amplia y certera” información financiera sobre la entidad. Uno de los puntos más controvertidos de la acusación.

La Fiscalía pedía penas de hasta ocho años y medio

Los 34 acusados se enfrentaban a penas altas de prisión. La Fiscalía Anticorrupción había solicitado una condena de ocho años y medio de cárcel para el entonces presidente de Bankia, Rodrigo Rato. Le responsabilizaban de un delito de estafa a los inversores y de otro de falsedad contable.

Para el resto de los responsables de la operación bursátil las solicitudes eran menores. La Fiscalía pedía seis años para el exconsejero ejecutivo, José Manuel Fernández Norniella, cinco años para el exvicepresidente de la entidad, José Luis Olivas, y nueve meses para el antiguo consejero delegado, Vicente Verdú.

La Justicia analizaba si se habían maquillado las cuentas en 2011

El juicio ha analizado si las cuentas que se presentaron durante la salida a bolsa de Bankia habían sido manipuladas. El banco madrileño presentó en julio de 2011 un balance con un beneficio de 309 millones de euros. Sin embargo, diez meses después las cifras fueron reevaluadas y sacaron a la luz unas pérdidas por valor de 2.979 millones.

La crisis financiera a la que se vio abocada Bankia obligó al Gobierno de España a poner en marcha la nacionalización de la entidad con un gran rescate que supuso la inyección de 24.424 millones de euros. En ese momento, se puso sobre la mesa que las cuentas presentadas por el banco podían haber estado maquilladas. Sin embargo, la Audiencia Nacional no ha encontrado indicios para probarlo, más allá de las especulaciones.

Las investigaciones se iniciaron en 2012 pero el juicio no quedó visto para sentencia hasta septiembre de 2019, tras un amplio recorrido de interrogatorios y declaraciones de testigos. Un año después la sala de lo penal se ha pronunciado definitivamente.

La Justicia ha absuelto al exvicepresidente del Gobierno, Rodrigo Rato, que ya ha pasado por la cárcel por otros delitos relacionados con su gestión al mando de Bankia. En 2018 fue condenado a cuatro años y medio de prisión por su participación en el caso de las “tarjetas black”. Se le culpó de un delito continuado de apropiación indebida.

Bankia se quita peso antes de su fusión con Caixabank

La sentencia de la salida a bolsa se ha producido en un momento clave para Bankia que ha acordado una fusión con Caixabank. Una liberación antes de convertirse en el banco más grande de España. Entre las dos entidades sumarán más de 660.000 millones de euros en activos.

La unión está pendiente de la aprobación de la junta de accionistas de ambos bancos para ser oficial pero ya ha empezado a planearse las estrategias de reestructuración que afectarán a las oficinas y a los empleados. El nuevo banco destinará 2.200 millones de euros a los cambios de la plantilla que podrían provocar la pérdida de entre 5.000 y 10.000 empleos.

 

 

Hemeroteca

Bankia Rodrigo Rato
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad