La batalla del alcalde de Terrassa contra Mina se le va de las manos

stop

Aigües de Terrassa pide a Jordi Ballart que retire las acusaciones de ''amenazas y chantaje'' por la privatización del agua

El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, en un acto de campaña. / PSC

Barcelona, 19 de octubre de 2016 (17:56 CET)

La guerra en Terrassa por el control del servicio del agua se le ha ido de las manos a Jordi Ballart. El alcalde de esta ciudad barcelonesa dijo en una entrevista que está recibiendo amenazas de todo tipo para que se mantenga la gestión privada del agua, y Aigües de Terrassa (Mina), la sociedad que se ocupa del servicio, no ha dudado en responder y pedir formalmente al alcalde una rectificación.    

El 31 de diciembre concluye el actual contrato de suministro que tiene Mina, iniciado en 1941. En Terrassa ha surgido el movimiento Mesa del Agua, a favor de municipalizar el servicio. Esta opción cuenta con las simpatías del alcalde, que ha convocado una consulta ciudadana sobre el tema. Ballart, del PSC, gobierna con el apoyo de CiU.  
   
Acusaciones  

A raíz de este conflicto, el alcalde aseguró, en una entrevista en El Punt Avui, estar recibiendo "presiones y amenazas por la cuestión del agua". "Nos hemos encontrado con muchos impedimentos, muchas obstrucciones, presiones y propuestas unilaterales y, en algunos casos, ilegales", dice en la entrevista.      

Ballart también apuntó más directamente a Mina: "Nos condicionan pasarnos la información al hecho de crear una empresa mixta, y eso se llama chantaje". El alcalde dijo recibir también "anónimos, extorsiones, llamadas a casa, etc."  

Ante este ataque, Mina le ha enviado un burofax instándole a rectificar y aclarar sus acusaciones, ya que "podrían ser constitutivas de calumnias", según recoge la carta, que puede consultarse en este enlace.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad