La esposa de Oriol Pujol admite que cobró más de 200.000 euros por la deslocalización de Sharp

stop

Anna Vidal trabajaba como asesora de Alta Partners, empresa propiedad de Sergi Alsina, imputado en la causa

Anna Vidal Maragall a su llegada al TSJC. EP

27 de mayo de 2013 (21:36 CET)

La esposa de Oriol Pujol cobró más de 200.000 euros por la deslocalización de Sharp. Así lo ha admitido la propia Anna Vidal Maragall, que este lunes ha acudido al Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) para declarar en calidad de testigo por el caso de las ITV.

Anna Vidal ha indicado al magistrado Enric Anglada que percibió ese dinero de forma legal como asesora de la consultora Alta Partners, según han explicado fuentes judiciales. Esta compañía es propiedad de Sergi Alsina, amigo de su marido y, como éste, imputado en el caso. Dicha sociedad también participó en la deslocalización de otras dos multinacionales japonesas: Yamaha y Sony.

Ingresos

En esta ramificación del caso, el juez investiga si Pujol intermedió con la Administración para lograr que la consultora de su compañero de estudios realizase labores de mediación entre las empresas japonesas y las empresas españolas que se interesaron en quedarse con parte de la industria y del personal. Así, el ex secretario general de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) habría cobrado a través de su esposa.

Anna Vidal facturó en 2011, año en que se consumó la deslocalización de Sharp, 349.044 euros a través de su empresa Avima Projects. Un año antes, los ingresos de la sociedad sólo fueron de 27.025,60 euros. Se trata de un incremento de facturación del 1.300%.

No obstante, en su declaración, Pujol indicó que fue Alsina quien se presentó a la Administración con la solución para el conflicto que suponía la deslocalización de las tres multinacionales. El diputado convergente defendió ante el juez la mediación realizada con estas empresas al señalar que se hizo en función del interés general, además de indicar que Alsina es un experto en este campo.

Cuenta común

Por otro lado, Vidal ha negado tener una cuenta conjunta con Alsina donde se ingresaron los 6,9 millones que Alta Partners recibió por la asesoría en las deslocalizaciones de Sharp, Yamaha y Sony.

Vidal sí ha reconocido que tiene una cuenta común con Alsina pero que solamente les sirve para pagar los gastos de suministros de sus casas de la localidad de Urús, en la Cerdanya, que tienen las dos familias puerta con puerta.

Declaraciones

Tras la esposa de Pujol, el magistrado Enric Anglada también ha tomado declaración a dos empresarios del sector de las ITV, que habían presentado recursos contra los concursos del tripartito; y al ex diputado convergente y abogado Heribert Padrol.

El magistrado proseguirá sus interrogatorios este martes con el actual secretario general del departamento de Justícia, Enric Colet; el director general de Energia, Josep Maria Canós; y el consejero delegado de Ficosa, Xavier Pujol.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad