La estrategia del presidente de Manos Limpias salvará a la infanta

stop

Miguel Bernad planea disolver la organización y retirarse de todas las acusaciones, a pesar de que Virginia López Negrete quiere seguir adelante con el caso Nóos

La infanta Cristina durante el juicio por el caso Nóos / EFE

Barcelona, 26 de abril de 2016 (09:45 CET)

Miguel Bernad, secretario general de Manos Limpias, ya ha iniciado su estrategia para defenderse de las acusaciones de extorsión e intentar rebajar las penas a las que se enfrenta, aunque mantiene su inocencia de los delitos que se le imputan. Esta estrategia, que pasaría por liquidar el llamado sindicato y retirarse de todas las acusaciones, liberará a la Infanta Cristina del juicio del caso Nóos, ya iniciado, y por tanto de las posibles penas que pudieran derivar del caso.

El líder de Manos Limpias ya ha comunicado a su entorno la intención de echar el cierre a la organización y retirar todas las denuncias, según publica este martes El País. Bernad se encuentra en la prisión de Navalcarnero por la operación Nelson, según la cual el sindicato y Ausbanc estarían en el centro de una supuesta trama de extorsión a empresarios y bancos.

Según la información citada, Bernad, que se encuentra "destrozado anímicamente", habría explicado su estrategia a las personas cercanas que han ido a visitarle a la cárcel, pero no lo ha comunicado a Virginia López Negrete, la abogada de la organización que lleva la acusación contra la infanta en el caso Nóos, por el que está siendo juzgada junto con su marido, Iñaki Urdangarín.

El papel de la abogada

La de Manos Limpias es la única acusación sobre la infanta, con lo que es más que probable que su retirada suponga que se pueda levantar del banquillo de los acusados, siempre y cuando se materialice antes de que termine el juicio.

Y ello a pesar de que López Negrete no quiere ponerlo fácil. Después de unos primeros momentos de vacilaciones, la abogada terminó por asegurar que, pase lo que pase con el sindicato, ella no se retirará de la causa porque representa a "muchísima ciudadanía".

No obstante, no parece que pueda hacerlo si no demuestra que no ha sido contratado por Manos Limpias, como ha llegado a asegurar. Si existen pagos de la organización de Miguel Bernad a López Negrete, la abogada no podrá aducir que no fue contratado por Manos Limpias y no podrá continuar con la acusación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad