Fèlix Millet (i) y Jordi Montull (d). La Audiencia de Barcelona los deja en libertad bajo fianza. /EFE

Caso Palau: la Fiscalía pide la entrada en prisión de los saqueadores

stop

La solicitud llega una semana después de que el Supremo confirmara las condenas de Félix Millet, Jordi Montull y su hija Gemma y Daniel Osàcar

Madrid, 08 de mayo de 2020 (12:44 CET)

Anticorrupción ha solicitado el ingreso en prisión de los expresponsables del Palau de la Música Félix Millet, Jordi Montull y su hija Gemma, además del extesorero de CDC Daniel Osàcar. La petición de la Fiscalía solicita cumplir de esta forma las pensas impuestas por el Tribunal Supremo por el desvío de fondos a través de esta asociación.

La solicitud llega una semana después de que el alto tribunal confirmara las condenas. A Osàcar se le ratificó una pena de tres años y medio tras una rebaja de once meses por no haber sido "acreditado" el delito de tráfico de influencias, además de una multa de 3,7 millones por blanqueo de capitales. 

Para Félix Millet, la condena es de 9 años y ocho meses de prisión y una multa de 4,1 millones de euros; la de Montull, por su parte, es de 7 años y 6 meses de prisión con una multa de euros.

Gemma Montull, por su parte, también vio como su pena se rebajó a 4 años, seis meses menos de lo que inicialmente le impuso la Audiencia de Barcelona en diciembre de 2017. 

Millet y Montull deberán devolver otros 23 millones de euros procedentes de la entidad cultural, y ya cumplieron algo menos de un mes de cárcel en 2018, aunque finalmente quedaron en libertad tras pagar 400.000 y 100.000 euros de fianza respectivamente. 

El pago de las comisiones ilegales

La Fiscalía solicita también a la Audiencia de Barcelona que lleve a cabo el decomiso de 6,6 millones de euros de las comisiones ilegales de la constructora Ferrovial que cobró CDC mediante el Palau de la Música de la Ciudad Condal. 

La sentencia del denominado Caso Palau prueba que tanto Millet como Montull llegaron a un acuerdo con Osàcar para desviar el pago de esas comisiones a cambio de beneficios en la adjudicación de obras como las de la Ciutat de la Justicia o la línea 9 del metro de Barcelona, ambas ejecutdadas durante el mandato de Jordi Pujol. 

Los dos gestores del Palau percibían el 1,5% del total, y tenían distintas vías para hacerlo llegar a la formación política. 

Hemeroteca

Caso Palau
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad