El Estado ha puesto en marcha la maquinaria para impedir el 1-O, un golpe de sargentos chusqueros, tras la sesión en el Parlament, que preside Carme Forcadell. /EFE

La fiscalía se querella contra la Sindicatura Electoral

stop

La fiscalía se querella contra los cinco miembros de la Sindicatura Electoral después de agotar el plazo que dio para que abandonaran sus cargos

Economía Digital

El Estado ha puesto en marcha la maquinaria para impedir el 1-O, un golpe de sargentos chusqueros, tras la sesión en el Parlament, que preside Carme Forcadell. /EFE

Barcelona, 14 de septiembre de 2017 (16:48 CET)

La fiscalía sigue cumpliendo con sus advertencias. El ministerio público se ha querellado contra los cinco miembros de la Sindicatura Electoral: Jordi Matas Dalmases, Marc Marsal, Josep Pagès, Tània Verge y Marta Alsina.

Este órgano, encargado de ser el árbitro durante la celebración del referéndum, fue suspendido por el Tribunal Constitucional la semana pasada.

Asimismo, el alto tribunal dio de plazo máximo hasta el pasado miércoles para que sus miembros abandonaran el cargo, algo a lo que se han negado.

Al no cumplir con la providencia, el TC ha aplicado las medidas que figuran en el artículo 92.4 de la ley orgánica de la entidad jurídica, que contempla “imponer multa coercitiva de tres mil a treinta mil euros a las autoridades, empleados públicos o particulares que incumplieren las resoluciones del Tribunal”.

Se trata del mismo artículo que le ha sido aplicado en dos ocasiones a la presidenta del Parlament Carme Forcadell y que, en su caso, han derivado en sendas querellas por desobediencia.

Hemeroteca

Referéndum 1-O
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad