La Generalitat abre la puerta a vender patrimonio para hacer caja

stop

PRESUPUESTO 2011

Andreu Mas-Colell con los presupuestos

31 de mayo de 2011 (19:21 CET)

Cinco meses después del inicio del año y tras triunfar en las elecciones municipales, el Govern de Artur Mas ha presentado este martes su primer proyecto de ley de presupuesto de la Generalitat. En el documento que ha remitido al resto de grupos parlamentarios, el conseller Andreu Mas-Colell espera terminar el año con un déficit de 2,6% del PIB, un punto y medio por encima del límite pactado con el Ejecutivo central. El político exime de su gestión la responsabilidad de la desviación: “No se puede pedir a este gobierno, a la Generalitat y al pueblo catalán que se coma en un año el déficit real de 2010, que llegó a los 3,86%”.

Para hacer caja, por primera vez el Govern ha presupuestado la venta de patrimonio. “Nos guste o no, las agencias de calificación valoran correctamente los programas de ajuste si incluyen este tipo de medidas”, asegura el conseller. El político no ha querido dar más detalles sobre el nuevo canal de ingresos, con el que en 2011 quiere obtener 200 millones. Se ha limitado a apuntar que “los activos sólo se pueden vender una vez”; por lo que pensarán mucho qué acciones realizan: venta de inmuebles, privatización de empresas u organismos públicos, etcétera. Asimismo, ha dejado la puerta abierta a continuar con esta línea en 2012.

Tal como habían anunciado, limitan los gastos un 10%. Es decir, esperan liquidar 24.112,5 millones de euros entre todos los departamentos, 2.680 millones menos que en 2010. Las conselleries que salen peor paradas son las de Territori i Sostenibilitat (-24% que el año anterior, -430,5 millones); Agricultura, Ramaderia, Pesca, Alimentación i Medi Ambient (-23,4%, -111,9 millones) y Empresa i Ocupació (-23%, -175,2 millones). Aunque el ajuste económico más importantes se da en Salut, un departamento que este año tendrá 620,8 millones menos de presupuesto (baja el 6,5%).

Mas-Colell ha hecho público que la conselleria encabezada desde noviembre por Boi Ruiz ha cerrado el año con más gastos de los presupuestados, que eran 9.599,7 millones de euros. Ha reconocido que el ajuste en este sentido será mucho más difícil que en cualquier otra área, pero ha pedido la “comprensión” del sector. “Tenemos el dinero que tenemos”.

Deuda

El lastre más importante de las finanzas catalanas son las deudas: 1.482,6 millones de euros, el 32,4% más que en 2010. “Es más importante esta partida que el presupuesto dedicado a Cultura”. De hecho, el conseller afirma que, por el volumen actual, “ya se trata de otro departamento”.

El debate final del proyecto de ley se hará entre los días 20 y 21 de julio. Antes, entre el 15 y el 16 de junio, se hablará en el Parlament de las enmiendas que presenten el resto de fuerzas políticas del hemiciclo. De entrada, los partidos catalanes han recibido con recelo la propuesta presupuestaria por los recortes que propone.

Eso sí, Mas-Colell ha recordado que para obtener luz verde necesitan “la abstención de un sólo grupo”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad