La imputación del presidente de Murcia abre otra llaga al PP

stop

Ciudadanos, socio de gobierno de los populares en la comunidad, pide la dimisión de Pedro Antonio Sánchez, imputado por una polémica concesión durante su etapa como alcalde

Economía Digital

El presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez (c), acompañado por la consejera de Agricultura y Agua, Adela Martínez Cachá . Fuente: EFE
El presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez (c), acompañado por la consejera de Agricultura y Agua, Adela Martínez Cachá . Fuente: EFE

Barcelona, 20 de febrero de 2017 (19:00 CET)

El Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJM) ha citado a declarar como investigado el próximo 6 de marzo al presidente autonómico, Pedro Antonio Sánchez. El máximo mandatario de la región está acusado, entre otros presuntos delitos, de prevaricación y malversación de caudales públicos por la gestión del teatro-auditorio de Puerto Lumbreras en su etapa como alcalde de la localidad (2003-2013). Las diligencias se refieren tanto a la adjudicación de las obras como a su posterior concesión y ejecución. 

La imputación de Sánchez está tensando la relación entre Ciudadanos y el Partido Popular. Los populares achacan la situación a "error administrativo" y descartan que se trate de corrupción política. Según el actual presidente de la región, se le investiga sólo por una cuestión burocrática sobre el "expediente de una subvención". Desde Ciudadanos rechazan estas explicaciones y van más allá al asegurar que la intención es enmascarar como "error administrativo" presuntos delitos. 

Es por eso, que el portavoz regional de Ciudadanos, Miguel Sánchez, ha afirmado que "Pedro Antonio Sánchez debe cumplir con el compromiso que ha adquirido con los murcianos y dimitir". Estas declaraciones se amparan en palabras del propio presidente: "si me imputan por delitos por corrupción política dimitiré", afirmó después de cerrar el acuerdo de gobierno con Ciudadanos.

El pacto obligaba a apartar a cualquier cargo público o de partido que estuviera imputado por corrupción política hasta la resolución judicial. De no dimitir, fuentes de la dirección nacional del partido de Albert Rivera, aseguran que no descartan tomar cualquier tipo de medida, entre ellas la moción de censura.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad