JpC, ERC y la CUP impusieron su criterio. En la foto, el presidente del Parlament, Roger Torrent, de Esquerra. EFE/AD

La legislatura en Cataluña acabará el 30 de marzo: el TC actúa

stop

El Tribunal Constitucional estudiará en su pleno de esta semana la posibilidad de disolver el Parlament y convocar elecciones el 30 de marzo

Economía Digital

JpC, ERC y la CUP impusieron su criterio. En la foto, el presidente del Parlament, Roger Torrent, de Esquerra. EFE/AD

Barcelona, 18 de marzo de 2018 (10:43 CET)

El Tribunal Constitucional (TC) analizará en su pleno de esta semana si el 30 de marzo disuelve el Parlament y convoca nuevas elecciones en Cataluña. El día 30 se cumplirán dos meses desde la fallida investidura de Carles Puigdemont.

Fuentes del tribunal indicaron a El Confidencial que "la relevancia del tema exige resolverlo por sentencia y no en una medida cautelar", por lo que la decisión se tomará sin prisa y después de un profundo estudio.

El PP y el PSC prefieren que el TC permita al presidente del Gobierno Mariano Rajoy anunciar la disolución del Parlament el 30 de marzo, auspiciado por el artículo 155 de la Constitución y basado en el Estatut de Autonomía de Cataluña.

Las hipotéticas elecciones podrían celebrarse a finales de mayo

El diario hace referencia al artículo del Estatut "que establece que el plazo corre desde la investidura fallida, en este caso la convocada de Puigdemont que nunca llegó a celebrarse” y señala que en ese caso "las hipotéticas elecciones serían 54 días después, es decir, a finales de mayo”.

No está claro a partir de cuándo empezaría el plazo, por lo que las fuentes señalan que las elecciones se podrían convocar tan tarde como mayo para celebrarse más allá de julio.

Pero si Rajoy se sigue amparando al artículo 155 no podrá aprobar los Presupuestos para 2018, porque el PNV le condicionó con levantar el 155 para aprobarlos.

Los independentistas evitarían elecciones si encuentran un acuerdo sobre la investidura

Por otro lado, el presidente resolvería así la incertidumbre política en Cataluña y se aseguraría de que los políticos imputados no puedan volver a ser diputados.

Los independentistas, por su parte, podrían evitar unas nuevas elecciones en caso de encontrar un acuerdo sobre la investidura, luego de que las candidaturas de Puigdemont y Jordi Sànchez no despegaran.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad