La municipalización del 010 de Madrid crea una guerra de interinos por 440 empleos

stop

El plan de Ahora Madrid de llevar el servicio telefónico privatizado a manos públicas enciende a los funcionarios e interinos que exigen concursos de libre concurrencia. Algunos trabajadores podrían perder sus puestos

Oficina de Línea Madrid, el servicio telefónico del Ayuntamiento.

Madrid , 22 de octubre de 2015 (23:00 CET)

La municipalización del servicio 010 del Ayuntamiento de Madrid ha abierto una guerra de interinos que buscan plaza fija y que podría dejar sin puesto de trabajo a parte de los 440 trabajadores del servicio de atención telefónica.

Ahora Madrid ha tomado la decisión de retirar el servicio de información telefónica de las manos privadas para llevarlo a la gestión pública dentro del propio Ayuntamiento. La medida, que fue aplaudida por los trabajadores, ahora podría devolverse en forma de búmeran contra algunos de los empleados de Ferroser, la filial de Ferrovial que gestiona el servicio.

Al asumir a los 440 puestos de trabajo del servicio, el Ayuntamiento se ha topado con una rotunda exigencia de dos sindicatos de funcionarios. Al tratarse de un servicio público, las plazas deberán ser cubiertas por una oferta de empleo de libre concurrencia, exigen los representantes de CSIT y CITAM.

Esta medida podría expulsar a buena parte de los trabajadores actuales, que podrían ser desplazados por interinos o por cualquier ciudadano que hiciese una mejor prueba de acceso.

Duras negociaciones

Los trabajadores de Ferroser, los sindicatos tradicionales (UGT y CCOO), el sindicato emergente Somos Sindicalistas y la plataforma por la Remunicipalización de los Servicios Públicos han exigido al Ayuntamiento que ningún trabajador de Ferroser termine en la calle.

El concejal de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Madrid, Pablo Soto, ha explicado a este diario que los responsables municipales intentan negociar entre dos posturas enfrentadas.

Por un lado se encuentran los funcionarios e interinos que piden que a las plazas públicas se entre por concurso, como establece la ley, y por el otro, los trabajadores de Ferroser y el resto de sindicatos que piden al Ayuntamiento otras opciones como la creación de una empresa pública para la cual no necesariamente se deba entrar a través de una oposición.

Los puestos de trabajo no están asegurados

El Ayuntamiento de Madrid asegura que trabajará porque ninguno de los 440 trabajadores se queden en la calle pero no puede garantizar que eso finalmente ocurra. El gobierno local ha planteado que los 170 puestos de trabajo gestionados por Ferroser en Atención al Público en oficinas municipales sean ocupados por funcionarios. Si esta medida se concreta, algunos trabajadores de Ferroser podrían quedarse sin plaza.

El resto de la plantilla tendría la posibilidad de continuar en el 010 (Línea Madrid) bajo una empresa pública, una figura que el Ayuntamiento aún debe estudiar a fondo. El gobierno de Manuela Carmena tiene la convicción de que los salarios deben subir de forma considerable, ya que la plantilla de Ferroser trabaja 7x24 todo el año por el salario mínimo. El aumento podría llegar al 30%, tal como avanzó este diario.

El Ayuntamiento deberá llegar a un acuerdo con todas las partes la próxima semana, ya que deberá comunicar a Ferroser si prorroga el contrato u opta por extinguirlo en abril. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad