La oposición exige a L'Hospitalet retirar las ayudas a la Feria de Abril   

stop

Los grupos municipales de izquierda piden a la alcaldesa socialista que aclare las subvenciones a la entidad que está siendo investigada por los juzgados 

La alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, posa ante la prensa con Jordi Alba.

08 de octubre de 2015 (23:00 CET)

Los grupos municipales de la izquierda han exigido al Ayuntamiento de L'Hospitalet la supresión de las ayudas públicas a la Feria de Abril, una festividad cuyo sistema de financiación está siendo investigado por los juzgados de Barcelona.

Los grupos de Canviem L'H (integrado por ICV-EUiA y Pirates) y Esquerra Republicana de Catalunya han solicitado al gobierno de la socialista Núria Marín que presente las cuentas sobre las ayudas públicas que el municipio ha otorgado a la Federación de Entidades Andaluzas de Cataluña, FECAC, que se encuentra bajo investigación por irregularidades en su sistema de financiación.

El grupo de ICV-EUiA, que tradicionalmente había sido socio de gobierno de los socialistas, ha exigido al ayuntamiento que aclare la relación que mantiene con Daniel Salinero, presidente de la FECAC y, a su vez, asesor del Ayuntamiento de L'Hospitalet, con cargo remunerado desde hace ocho años, como publicó este diario el pasado miércoles. Es decir, trabaja en la entidad subvencionada y en el ayuntamiento que le ha otorgado subvenciones. Se trata de un doble rol que la oposición local considera inaceptable.

Entidades, política y subvenciones

"Las entidades tienen que estar al margen de la política. No se puede ser arte y parte. No se deben utilizar las entidades para el control político de los colectivos o de los movimientos vecinales porque al final terminan pervirtiendo a la entidad y a los colectivos. Hemos pedido el cese de Daniel Salinero como asesor porque nos parece incompatible con su otro cargo", explica la portavoz del grupo municipal Canviem L'Hospitalet (ICV-EUiA-Pirates), Ana González que han rechazado la asociación de gobierno con los socialistas tras las elecciones municipales de mayo. 

Los representantes de ICV-EUiA tradicionalmente habían sido el socio de gobierno de los socialistas en la segunda ciudad con mayor población de Cataluña. Pero tras una renovación de los cargos del partido, la nueva dirigencia ha decidido mantenerse en la oposición y ha comenzado a exigir cuentas detalladas. El grupo municipal quiere que el Ayuntamiento aclare las subvenciones que ha entregado a la entidad Pastora Almonteña, de la que también forma parte el asesor del ayuntamiento Daniel Salinero.

Regeneración

En paralelo, el grupo de Esquerra Republicana de Catalunya ha pedido la suspensión inmediata de las ayudas del Ayuntamiento y el cese del asesor si se demuestra que hay incompatibilidades en con sus cargos. La izquierda en la oposición considera que el resto de grupos (PP, CiU, Ciudadanos, Ganemos y CUP) también se sumarán a la exigencia de cuentas claras.

Los grupos creen que los ayuntamientos socialistas, entre ellos el de L'Hospitalet, han utilizado a las entidades de la Feria de Abril para controlarlas y dirigirlas con propósitos políticos mientras sus dirigentes conseguían cargos públicos. El propio Francisco García Prieto, expresidente de la Feria y que está siendo investigado por la justicia por el caso FECAC, reconoció a este diario que enchufó persobalmente a dirigentes de su entidad en ayuntamientos socialistas como Badalona y Santa Coloma.

Los socialistas del Ayuntamiento de L'Hospitalet gobiernan con mayoría simple de 11 concejales, frente a los 16 de la oposición.  

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad