La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas (centro), frente a la Fiscalía General del Estado, después de denunciar las presuntas vejaciones y agresiones sufridas por miembros del partido en el Orgullo de Madrid. Foto: EFE/JJG

La Policía acepta el pulso con Cs por el incidente del Orgullo

stop

La Policía desvela un informe "ampliado" en el que acusa a Cs de "maniobrar para catalizar la acción mediática" en el Orgullo de Madrid

Alessandro Solís

Economía Digital

La portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas (centro), frente a la Fiscalía General del Estado, después de denunciar las presuntas vejaciones y agresiones sufridas por miembros del partido en el Orgullo de Madrid. Foto: EFE/JJG

Barcelona, 10 de julio de 2019 (21:15 CET)

La Policía responde a las críticas de Ciudadanos con otro informe. Después de que este miércoles los de Albert Rivera presentaran una denuncia por las "vejaciones y agresiones" que sufrieron en la manifestación del Orgullo en Madrid –el pasado sábado–, la Jefatura Superior de la Policía de Madrid insistió en refutar la versión de la formación naranja.

Ya el martes se había publicado un documento del cuerpo policial en el que se ponía en cuestión que hubiera "agresiones, vejaciones y amenazas" contra el partido, como aseguró el mismo Rivera. Y este miércoles fuentes policiales oficiales revelaron que hay un nuevo "informe ampliado" que "incluye bastante información, sin modificar en lo sustancial". Es decir, que se mantiene en su versión.

Las declaraciones policiales no solo surgen después de la denuncia y las críticas a la labor del cuerpo en los medios de comunicación, sino también después de que la portavoz de Cs, Inés Arrimadas, criticó que nadie firmó el primer informe porque seguro "nadie se atreve a firmarlo". También se refirió al mismo como "informe Marlaska", sin olvidar su exigencia de dimisión al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Las fuentes de la Policía citadas por Europa Press dijeron que los dos documentos sobre los incidentes en la manifestación del Orgullo fueron escritos por policías de la Jefatura Superior de Madrid "de acuerdo a criterios profesionales". Y añadieron que "no se puede poner en duda la autenticidad" de los mismos, aceptando así el pulso con Cs tras sus críticas.

La Policía acusa a Cs de "maniobrar para catalizar la acción mediática"

Pese a que Rivera afirmó que en el Orgullo de Madrid Ciudadanos sufrió agresiones, calumnias, injurias y delitos de odio, y además Begoña Villacís aseguró que el dispositivo de seguridad fue "muy ineficiente cuando podía haber pasado cualquier cosa" y que la Policía Nacional tardó "mucho en llegar", el cuerpo policial defiende que "el dispositivo fue totalmente adecuado a las circunstancias".

La policía acusa en sus informes al partido de "maniobrar para catalizar la acción mediática y publicitaria" y sostiene que "no hay constancia de que se produjeran agresiones físicas". En el primer documento la jefatura dijo que los representantes naranjas no siguieron "en ningún momento las instrucciones policiales" y que estuvieron siempre acompañados por agentes de "paisano".

"La Policía Nacional estuvo garantizando su seguridad en todo momento y sin retraso. Además, había furgonetas de la Unidad de Intervención Policial por si los incidentes iban a mayores", añadieron este miércoles las fuentes policiales. Ante la Fiscalía, al presentar la denuncia, Arrimadas acusó al PSOE de "calentar la calle y justificar" los presuntos altercados del Orgullo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad