El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, en un consejo nacional del partido en Barcelona. Foto: EFE/TA

Las declaraciones de Iceta hacen temblar la campaña del PSOE

stop

Miquel Iceta dijo que "si el 65% de los catalanes quiere la independencia, la democracia deberá encontrar un mecanismo para encauzar eso"

28 de marzo de 2019 (17:36 CET)

Las recientes declaraciones de Miquel Iceta, primer secretario del PSC, han incomodado enormemente al PSOE, que trataba de pasar de puntillas durante esta campaña respecto al diálogo con los independentistas. Iceta aseguró en una entrevista en Berria que "si el 65% de los catalanes quiere la independencia, la democracia deberá encontrar un mecanismo para encauzar eso".

Iceta instó, además, al diálogo entre los grandes partidos estatales y los independentistas para mejorar la relación entre el Gobierno y la Generalitat. Y pidió a los soberanistas que esperaran unos “10 o 15 años” para pedir de nuevo la independencia porque ahora no se dan las circunstancias. Los adversarios de los socialistas no tardaron en denunciar estos planes para acomodar las reivindicaciones independentistas.

Poco después, el propio Iceta trató de apagar el incendio corrigiéndose en las redes, donde insistió en que no es independentista, sino "un federalista convencido" y para subrayar que él está convencido de que es posible un pacto de gobierno dentro de la ley. 

Los partidos políticos condenan al PSOE

El PP consideró que las palabras del primer secretario del PSC revelaban la “hoja de ruta que (Pedro) Sánchez pactó con (Quim) Torra”. Pablo Casado, líder de la formación azul, aseguró que “con la propaganda en los medios de comunicación y el adoctrinamiento en las escuelas”, el plan de Sánchez es que los catalanes pidan una independencia en 10 años.

Su candidata a las generales por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo añadió que Iceta “no tiene principios, ni escrúpulos, ni remedio, y que el PSC es uno de los gravísimos problemas españoles”.

La entidad constitucionalista Sociedad Civil Catalana (SCC) calificó las declaraciones de Iceta como un “error inmenso” al dar pie a un referéndum de autodeterminación. El presidente de SCC, Josep Ramon Bosch, comparó el 'procés' a la pena de muerte: aunque el 70% de los catalanes estuviera de acuerdo, tampoco sería aceptable ni aparece en los supuestos de organizaciones supranacionales como la ONU.

El PSOE salió en defensa de Iceta y negó que sea independentista. “No hay tema”, zanjó Carmen Calvo, vicepresidenta del Ejecutivo, respecto a las declaraciones de Iceta. Meritxell Batet, ministra de Política Territorial y número uno por Barcelona, remarcó que un referéndum de autodeterminación para Cataluña no “tiene cabida en el sistema constitucional y estatutario”, una estructura que los socialistas defienden.

La campaña del Pedro Sánchez, en juego

Este tipo de declaraciones podrían costar caras al PSOE, que intenta ocupar el centro política en esta campaña y desligarse de los soberanistas. Las palabras de Iceta devuelven al primer plano el diálogo de los socialistas con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, sobre el 'procés'.

Durante las últimas elecciones autonómicas, otras palabras de Iceta causaron un gran revuelo, cuando defendió un posible indulto para los presos independentistas. Según calculó el propio PSC después de dichos comicios, aquellas declaraciones costaron al partido de Sánchez unos 100.000 votos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad