Quirófano de neurocirugía de Barnaclínic / GRUPO HOSPITAL CLÍNIC

Las mutuas castigan a Barnaclínic

stop

El negocio privado del Hospital Clínic de Barcelona aumenta la facturación mientras se aprovecha de las instalaciones y profesionales de la sanidad pública

Barcelona, 08 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

Las mutuas y compañías de seguros siguen castigando a Barnaclínic. En dos años, este centro privado del Hospital Clínic de Barcelona ha pasado de facturarles 874.000 euros a tan sólo 60.000, un 93% menos. Las aseguradoras consideran que Barnaclínic incurre en una supuesta práctica de competencia desleal porque se aprovecha de las instalaciones y de los profesionales de una institución pública como es el Hospital Clínic.  

Pese a que mutuas y aseguradoras están dejando de enviarles pacientes, la privada Barnaclínic aumenta su facturación año tras año precisamente porque utiliza medios de la sanidad pública, según se argumenta desde la Asociación Catalana de Entidades de Salud (ACES), la patronal de las clínicas privadas.  

Boicot de Asistencia Sanitaria Colegial y ASISA 

En el informe de gestión correspondiente al ejercicio de 2015, Barnaclínic reconoce que la facturación a mutuas se ha reducido a la mínima expresión porque Asistencia Sanitaria Colegial y ASISA forman parte de ACES, la patronal que les interpuso un pleito por supuesta competencia desleal. Este informe de gestión lleva la firma del doctor Josep Maria Campistol, presidente del consejo de administración de la privada Barnaclínic y, al mismo tiempo, director general del público Hospital Clínic.  

Deloitte también advierte, en el informe de auditoria de las cuentas de 2015, sobre las consecuencias que les puede acarrar el pleito. En 2014, el Juzgado Mercantil número 7 de Barcelona desestimo la demanda de ACES por supuesta competencia desleal, pero la patronal recurrió la decisión ante la Audiencia Provincial, que todavía no se ha pronunciado.  

A causa de este proceso judicial, Barnaclínic vio como en 2014 se reducía la facturación a las mutuas en un 41,2% y, en el ejercicio siguiente, un 84%.

La clínica privada mejora sus resultados

Pese al castigo de las mutuas, Barnaclínic incrementó su facturación en 2015 hasta los 14,4 millones de euros, 1,1 millones más que en el ejercicio anterior, que suponen un aumento del 8,5%. Los beneficios se acercan a los 290.000 euros, el doble que un año antes porque entonces se dedicó buena parte de las ganancias a cubrir "los gastos extraordinarios" de la defensa judicial de la entidad por la demanda de ACES.  

Barnaclínic mejora resultados gracias al área de hospitalización (7,5 millones de euros, que suponen un 53% de la facturación), a la fecundación in vitro (2,9 millones, un 20%) y las consultas externas (2,1 millones, un 15%).  

En mayo pasado, Josep Maria Campistol indicó en una rueda de prensa que la mitad de la facturación de Barnaclínic "volvía" al Hospital Clínic en forma de alquileres y compras. También reconoció que Barnaclínic paga cerca de 2,5 millones de euros a profesionales Hospital Clínic, que previamente han formalizado la compatibilidad para trabajar en la clínica privada y en el hospital público.  

Barnaclínic demora el traslado y su conversión en fundación

Campistol declaró entonces que había adquirido el "compromiso" ante Toni Comín, a petición del consejero de Salud, de cambiar la figura jurídica de Barnaclínic –para pasar de sociedad anónima a fundación sin afán de lucro- y abandonar el recinto del Hospital Clínic. No obstante, se lo están tomando con mucha calma. Fuentes de la entidad confirman que estos cambios siguen "en estudio".  

Barnaclínic cuenta con un único accionista, el Hospital Clínic, que está regido por un consorcio público integrado por la Generalitat y la Universidad de Barcelona.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad